8 ene. 2019

El Anticristo, Nietzsche y su europeísmo. Análisis y significado


Lema del blog: "No busquen la verdad en palabras o escritos de los que ejercen el poder o cobran por su función amarilla"

Nietzsche por Edward Munch

La Europa de Nietzsche, sin fronteras, sin religión,
sin monarquías, dirigida por los más capaces.
Friedrich Nietzsche nació en Sajonia en 1844 y vivió hasta el final de siglo XIX, una época de transición social muy convulsa en Europa. 
.
La Constitución estadounidense de 1787 y la declaración consiguiente de los derechos y libertades del hombre, muy pronto se vio reflejada en la Revolución Francesa con su triunfo sobre la monarquía tradicional, pero pronto obtuvo un fracaso político debido al desorden causado por la ausencia de un proyecto de reestructuración social. La situación forjó la subida al poder de Napoleón y con él  un nuevo modelo de sociedad regulada por una Constitución moderna; pero con su fracaso final certificado en Waterloo, Europa Continental quedó maniatada por el absolutismo reaccionario aplicado por las renovadas monarquías, temerosas de nuevas revoluciones y nuevos napoleones. 
.
Tuvo que transcurrir más de treinta años para que la sociedad europea pudiese reaccionar ante semejante ataque a los derechos básicos y libertades de las personas. La aparición de esforzados filósofos sociales marcó el camino imparable hacia la sociedad actual. Nietzsche fue uno de ellos; su pensamiento quedó enmarcado en un extremo de la necesaria evolución social, pero sus propuestas estaban desligadas de las válidas posibles, incluso en el caso de una evolución rápida, como radicalmente intentaban Bakunin y los anarquistas. Pero la gran violencia de Nietzsche era dialéctica, denunciadora de excesos, injusticias y carencias, no de fusiles y pólvora.
Nietzsche estuvo influido por su triste infancia, el antisocial absolutismo existente, las revoluciones europeas de 1848 originadas por la publicación de "El Manifiesto Comunista", la independencia de los Estados de Alemania en lucha contra el Imperio Austrohúngaro, la guerra sostenida por el papado para conservar su poder temporal, la victoriosa guerra alemana contra Francia, la proclamación del II Reich y el gran desarrollo alemán en todas las actividades.
 .
                                                                El Anticristo
.
Nietzsche
El avance de los derechos humanos en Europa eran mucho más lentos de los deseados por los pensadores sociales. El poder ejercido por las monarquías y las confesiones religiosas cristianas había disminuido a partir de 1848, pero seguía siendo hegemónico. Nietzsche clamó contra ello y contra una Europa de las naciones que surgía fragmentada y desigual; y conforme su deseo no era atendido, se fue radicalizando hasta llegar a la locura. En los años finales de su vida escribió páginas sueltas antirreligiosas y sin guión, tituladas "Maldición sobre el cristianismo", que agrupadas, tras su muerte, dieron lugar a "El Anticristo", título comercial y falso que Nietzsche no hubiese admitido.
 .
Nietzsche en "Mas allá del bien y del mal" clamaba: "La locura de las nacionalidades ha hecho que los pueblos de Europa se sientan inverosímilmente extraños entre sí". Nietzsche abogaba por una Europa unida, y la religión la desunía, más todavía en aquellos años de extensión del marxismo. Había que abrir las fronteras, uniendo a unos pueblos con una misma creencia igualitaria, la única posible, la supresión de la religión, que en Europa era la cristiana. Esa Europa sin monarquías ni religión, que para progresar debía estar dirigida por los más capacitados, que en aquellos días Nietzsche consideraba que eran los alemanes. Y en la cabecera del mando un hombre especial, un auténtico superhombre.
El Berlín de Nietzsche. Monumento a Schiller y Sala
de Conciertos. Pensamiento. técnica y cultura.

Sin embargo, el nacionalismo germánico de Nietzsche estuvo subordinado a su europeísmo. En "Más allá del bien y del mal", Nietzsche manifestó: "La locura de las nacionalidades ha hecho y sigue haciendo que los pueblos de Europa  se sientan morbosamente extraños entre sí" "Europa desea unificarse"; de aquí proviene el profundo odio del comunismo a la idea de Nietzsche, de una gran Europa. Nietzsch repudiaba el proyecto de internacionalización mediante el obrero agrupado en sóviets y dirigiendo, pues "Dondequiera que viene a beber la chusma, la fuente queda contaminada".
.
Para conseguir una Europa unida era preciso eliminar la religión, Nietzsche propugnaba: "dios ha muerto", todo tipo de dios, que para el europeo significaba abandonar el cristianismo, y Nietzsche, con sus prisas, no quería entender que Europa significa cristianismo, su cultura es la cristiana, su civilización está enraizada con el cristianismo. 
Nietzsche se equivocó, al igual que falló el comunismo en sus deseos  de dominio en Alemania (1917-19), Hungría (1919) y España (1934-1939). Al final, esa ideología anticristiana, a pesar de su éxito en la Segunda Guerra Mundial, finiquitó con derrota incruente y total en Occidente. Pues se puede crear una cultura partiendo de casi cero y exponiendo un credo claro y conveniente a la sociedad, pero nunca perdurará un antisistema, una anticultura en una sociedad desarrollada. Nietzsche nos lo advierte en "Más allá del bien y del mal": "No se puede borrar del alma de un hombre aquello que con mayor placer y constancia hicieron sus antepasados".
.
En "El Anticristo", el protagonista es el ateísmo; siendo el pesimismo el actor de reparto. Nietzsche nos dice al respecto: "Tan sólo el pasado mañana nos pertenece. Algunos nacen de manera póstuma", y "La humanidad no representa una evolución hacia algo superior, hacia algo mejor, o más fuerte, o más alto. El progreso es una idea moderna, es decir, una idea falsa".
.
1871. Puerta de Brandenburgo. Celebración
de la victoria sobre los franceses
También explica: "El cristianismo ha hecho una guerra a muerte a ese tipo superior de hombre, él ha proscrito todos los instintos fundamentales de ese tipo, él ha extraído, por destilación, el mal, el hombre malvado (...) El cristianismo ha tomado partido por todo lo débil, bajo, malogrado". "Dios perdona a quien hace penitencia: a quien se somete al sacerdote".
.
Nietzsche separa con claridad a Cristo de su proyección religiosa: el cristianismo. En "Más allá del bien y el mal" aclara: "Jesús murió demasiado pronto; si hubiese vivido hasta mi edad, él mismo se hubiese retractado de su doctrina ¡Era lo bastante noble para retractarse!
Nietzsche en "El Anticristo" define a los sacerdotes con estas duras palabras: "Mientras el sacerdote, ese negador, calumniador, envenenador, profesional de la vida, siga siendo considerado como una especie superior no habrá respuesta a la pregunta: ¿qué es la verdad? A continuación, nos dice que "los sacerdotes, al igual que los idealistas, manipulan los grandes conceptos, mirando la realidad con ojos de superioridad y extrañeza". El profeta Zaratustra nos había avisado: "Los sacerdotes son enemigos peligrosos. Nada es más vengativo que su humildad"
Nietzsche continúa marcando una línea diferencial entre los católicos y los protestantes: "El protestantismo  es la hemiplejía del cristianismo y de la razón". "Toda participación en un servicio divino es un atentado  contra la moralidad pública. Se será más duro contra los protestantes que contra los católicos, más duro contra los protestantes liberales que contra los protestantes ortodoxos. Lo que hay de criminal en el ser cristiano crece en la medida en que uno se aproxima a la ciencia".
.
Con su propensión a juzgar la sociedad bajo el punto de vista más desfavorable, Nietzsche se alinea con Schopenhauer, quien, con su pesimismo, explicaba: "mediante la compasión la vida queda negada, es hecha más digna de ser negada". Sin embargo, Nietzsche se distancia de él al negar el derecho a la compasión, sentimiento que admitía Schopenhauer, ya que, según Nietzsche: "la compasión acelera la decadencia, destruye la especie, niega la vida". Zaratustra ya lo había proclamado: "¡Cuidaos de la piedad, es ella la que acabará por atraer sobre el hombre una pesada nube!"
.
Berlín. Inauguración del monumento en
honor del kaiser Guillermo I
Su pesimismo agresivo le lleva a sacar la conclusión de que él vive dentro de una sociedad occidental decadente: "Yo he descorrido la cortina que tapaba la corrupción del hombre. Yo entiendo la corrupción en el sentido de decadencia... los valores en que la humanidad resume ahora sus más altos deseos son valores de decadencia". Nietzsche, en su ensayo, esperaba que el superhombre con su dirección libraría al mundo de todos sus males sociales. Por tanto, el superhombre era necesario.
.
En "El Anticristo", el egoísmo es considerado como una virtud, conforme su pensamiento: "el egoísmo es la esencia misma del alma noble". Nietzsche descalifica a las religiones; sin embargo, hace una excepción y salva al budismo, porque "con él el egoísmo se convierte en deber". Por el mismo motivo, Nietzsche alaba a Sócrates, pues "elevó el egoísmo personal a la categoría de moral". 
.
Sin embargo, Nietzsche no sólo acometió contra el cristianismo; al pueblo judío lo calificó como "el más fatídico de la historia universal". Si a esto se une su pensamiento, expresado en "El Anticristo": "Los débiles y malogrados deben perece: artículo primero de nuestro amor a los hombres. Y además se debe ayudarles a perecer", con esto obtenemos una visión del Holocausto.
.
Guillermo I inaugura el monumento Germania
en Ruedesheim, Hesse, a orillas del río Rhin

Nietzsche deseaba la unión de Europa alrededor de Alemania, conforme su filosofía: "Europa debe unificarse". Incluso otorga una misión a sus compatriotas en "El Anticristo", pues "Europa está enferma", entonces "si no se termina con el cristianismo, culpables serán los alemanes". 
Su creencia en la falta de valores del europeo de su época, le llevó a dictaminar: "El europeo de hoy sigue estando profundamente por debajo del europeo del Renacimiento".
.
Con respecto a la paz y la guerra, Nietzsche nos ofreció su pensamiento en "Así habló Zaratustra": "Debéis amar la paz como un medio de nuevas guerras... Os aconsejo la victoria y no la paz. ¡Que vuestra paz sea una victoria!
...................
Artículos sobre Nietzsche en el blog:
.
Parábola de Zaratustra, el superhombre de Nietzsche y Federico Barbarroja
.
Nietzsche, fundamentos del nacionalsocialismo. Alfred Rosenberg
.
Nietzsche vs Bakunin y los socialismos revolucionarios
......................

1 comentario:

Carlos dijo...

Buenas tardes Jose Antonio, indagando acerca de los Disturbios de Reclutamiento he descubierto con gran gozo su blog. Mientras devoro las entradas he llegado a este artículo, siempre he admirado lo poderoso que es el pensamiento de Nietzsche, no quizá por lo acertado de muchos de sus postulados, sino por la capacidad de su filosofía de ser utilizada en pro de ciertos fines políticos que tienden a desembocar en sistemas terriblemente totalitaristas y, casi siempre, violentos. Es curioso como ver regímenes como el nacionalsocialista alemán aplicaron gran parte de los principios filosóficos de una filosofía como la de Friedritch con tan funestas consecuencias y como, a día de hoy, vemos como ciertas fuerzas políticas intentan emular su éxito con mensajes basados en la ira, el nacionalismo extremo y la intolerancia.
Enhorabuena por el blog, me encanta.