2 ene. 2019

Pensamientos, sentimientos y creencias. La verdad mutable

Lema del blog: "No busquen la verdad en palabras o escritos de los que ejercen el poder o cobran por su función amarilla"
Link zum Artikelindex


                                               Pensamiento, sentimiento y creencia

Las personas cuando se comunican entre sí expresan pensamientos, sentimientos o  conocimientos. 
Pero las grandes diferencias existentes entre estas manifestaciones del cerebro, no son distinguidas por la gran mayoría de los individuos, incapaces de conocer la desemejanza entre pensamiento, sentimiento y conocimiento. En ellos, está generalizada la creencia  que cuando hablan están exponiendo un pensamiento; pero no es así, pues sus palabras establecen un sentimiento o un conocimiento. Por ello, es usual oír cuando se disponen a decir algo que creen importante o incluso para iniciar su alocución, que manifiesten: "yo pienso". Quizás el gracejo clásico español haya bautizado con ese tiempo del verbo pensar, pienso, la comida de los animales de granja.
Los pensamientos se asocian a la verdad, y esta es inmutable con las circunstancias y el paso del tiempo. Los sentimientos y conocimientos o recuerdos conllevan una verdad: nula o relativa y, a veces, mutable.

Albert Einstein

                                                                Pensamientos

.
Marie Curie
La capacidad que posee la raza humana de formar ideas y representar la realidad en su mente se define como pensamiento. La calidad de los pensamientos promueven la evolución del hombre, la gestación y extensión de civilizaciones.
Los pensamientos son proyectados y desarrollados por unas amplias minorías, que podemos configurarlas en tres grupos:
.
El más numeroso, cumple la misión consistente en perfeccionar o conservar el pensamiento inicial de otras personas. Estos individuos son necesarios para mantener el progreso de la sociedad. Sin ellos, los avances conseguidos en una técnica o una civilización se anulan. El muy escaso número existente de estas personas durante el mundo cristiano de la Edad Media, con una ausencia significativa de aquellos capaces de pensar, generó que casi se perdiera la cultura greco-romana; por ello, la civilización europea estuvo colapsada desde la súbita desaparición del Imperio Romano, durante siete siglos, hasta bien avanzada la Baja Edad Media.
.
Los pensamientos que han forjado el progreso de la raza humana han sido creados por ciertas personas o grupos de ellas, tanto en el campo de la ciencia, impulsándola, como en el ámbito social y socio-económico marcando pautas, elevando la dignidad del hombre y corrigiendo graves defectos, generalmente originados por la ambición incontrolada de los que ostentan o desean el poder. Al primer grupo pertenecen, entre otros, Galileo, Newton, Darwin, Pasteur, Edison, Marie Curie y Einstein. Al segundo: los padres de la Constitución estadounidense de 1787, Aristóteles, Hjalmar Schacht-Maynard Keynes-Delano Roosevelt, Karl Kautsky, Cervantes etc.
.
El tercer grupo, con bastante menos mérito que el anterior, pero necesario, lo componen las personas que pensando buscan y divulgan la verdad de lo ocurrido, eliminan lo falso y, a la vez, crean una base para el buen desarrollo social o económico. Estos sujetos no pueden depender de ningún modelo de poder, ni cobrar  explicando situaciones políticas, sociales o económicas.
.
                                                              Sentimientos
.
Ruptura de cualquier tipo de relación
Los sentimientos consisten en estados de ánimo inherentes a la condición humana.
Movidas por los sentimientos, las personas emiten pensamientos, que generalmente son réplica de los creados por unas ciertas minorías. Algunas de ellas,  pertenecientes a la mayoría, modifican o mejoran los originales, cosa usual en actividades artísticas, secundarias o simples.
.
Una gran proporción de personas se manifiestan atendiendo a los sentimientos, no a los pensamientos, a la verdad: relatan las diferencias que han sostenido o sostienen con otras basándose solo en los sentimientos, lo que suele coincidir con los intereses personales de afectos o desafectos, de ilusiones o decepciones, y siempre o casi siempre dicen que poseen toda la razón, a lo sumo, casi toda. 
Estas personas creen que al hablar emiten un pensamiento, cuando en realidad, con sus mentiras o media verdades, lo que están expresando es un deseo fallido, "desde luego, porque él o ella posee toda la razón, la bondad y la prudencia".
Probablemente todas las personas alguna vez hayan actuado movidas por los sentimientos, pero, desde luego, una gran mayoría con aburrida frecuencia habla, o incluso escribe, desvirtuando la verdad impulsada por sus intereses, buscando excusas, retorciendo los sentimientos.
.
                                                                Conocimientos
.
En todas las culturas y en todos los tiempos, desde los primeros momentos conscientes de la vida, los padres y educadores enseñan al adolecente aquello que debe conocer, partiendo de lo que ellos conocen. Con ello, se adoctrina al infante en religión (o materialismo en los últimos tiempos), en política, en moral y en todo aquello que creen los educadores que hará del joven una persona sabia y en posesión de la verdad, por lo así avanzaría segura en la sociedad.
El caso es que la gran mayoría de las personas creen que piensan, y con acierto, cuando escriben o hablan explicando aquello que le han enseñado en temas de religión (o materialismo), política o historia; y en su ceguera mental consideran que argumentan los argumentos creados por los poderes, explicando aquello que deben explicar y, muchos, se sacrifican en aras de esos conocimientos imbuídos en su cerebro.
.
                                                            La verdad mutable
.
Toma y masacre de Jerusalén, año 1099
La parte de verdad que encierran las reflexiones realizadas basadas en los sentimientos o conocimientos: mutan con el paso del tiempo. Lo que para algunos, un hecho o una acción propia, en un momento dado reflejaba un bien y una verdad, con el paso del tiempo, el pensamiento, si se piensa, descubre la ausencia del bien o la verdad en esa acción que realizamos, o se produjo en aras de la "verdad y la virtud social o moral".
Por ejemplo, hemos leído durante siglos acerca de la justicia y el bien realizado masacrando a las poblaciones de Jericó y mucho más tarde a la de Jerusalén. Y la historia nunca ha mostrado algún mal o peligro que encerraran tales pueblos para merecer su total sacrificio. Tampoco que su aniquilación podía, solo podía, servir un poco para acabar con un gran conflicto, como sucedió hace unas décadas en Dresde y Nagasaki. El pensamiento dictamina el mal realizado en las masacres citadas, pues el sentimiento y lo aprendido (el conocimiento) dictaron en su día, e incluso hoy para muchos, todo lo contrario.
El divorcio entre el pensamiento y el sentimiento o conocimiento es claro, y muchas veces, sus dictámenes son radicalmente opuestos.
.
                                                            Una consecuencia
.
Las personas que tienen arraigados unos conocimientos, en cualquier sentido, son la necesaria base convencida del intento de expansión política, religiosa, social o económica de los poderes. Si estos individuos tienen sus conocimientos y sentimientos reprimidos por silencio social o situación laboral, son potenciales fuentes de traición; cuanto mayor sea su represión sicológica, mayor será la traición, sobre todo si hacerla les reporta un interés monetario o mejora empresarial. 
Tened esto en cuenta si todavía sois jóvenes y, claro, no estáis aquí denunciados.
........................................................................
.
Nota. El arte consiste en la capacidad humana de expresar sentimientos. No se consideran aquí a los artistas como pensadores, aunque, evidentemente, muchos de ellos lo sean.
.
En la línea de este artículo, leer, entre otros:
,
.