27 abr. 2015

Milicianos de CNT-FAI, Durruti, UHP, Brigadas Internacionales. Causas de su derrota


Lema del blog: "No busquen la verdad en palabras o escritos de los que ejercen el poder o cobran por su función amarilla"

Milicianos y militares del Frente Popular, 1 agosto 1936
La "Memoria Histórica" de la última guerra civil de España está girando en los tiempos actuales: sus causas, las responsabilidad de los dirigentes de los dos bandos en lucha y los excesos cometidos están modificándose de continuo.
Este artículo servirá para clarificar una serie de puntos esenciales que se obvian ahora, y que no eran explicados correctamente durante el franquismo.
La verdad limpia asperezas, la objetividad acerca posiciones. Todo esto es lo que pretendo, alcanzar: una sola e inamovible Memoria Histórica.
.
Las causas de la guerra civil las pueden leer en:
"Mi pensamiento acerca de los responsables de la guerra civil"
Si ustedes abren los enlaces colocados dentro del artículo, obtendrán una amplia visión de muchos de los sucesos  de índole político-social de la preguerra y la guerra.
..................................................................................

Milicianas de Madrid con escopetas
Las Brigadas Internacionales y las nacionales
El Frente Popular. Milicianos de CNT-FAI, MAOC, POUM, Columna Durruti, Ascaso, Aguiluchos, UHP. Causas de su derrota

El inicio de la Guerra Civil se caracterizó por las agrupaciones de milicianos encuadrados en diversas formaciones. Sólo el Quinto Regimiento, proyectado previamente al 18 de julio del 36 por la Komintern y los dirigentes del Frente Popular, atendía directamente las órdenes del gobierno del Frente Popular.

.
Frente Popular, julio 1936  Getty Images
Entre aquellos grupos destacaron los creados por la anarcosindicalista CNT-FAI, la socialista UGT, las MAOC (Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas) del PCE y Enrique Líster, el troskista POUM, la socialista UHP (Uníos Hermanos, o Hijos, Proletarios), el efímero y madrileño Batallón del Acero, el CCMA (Comité Central de Milicias Antifascistas) de Cataluña, y las columnas anarquistas: 
La Columna Durruti de Buenaventura Durruti, la internacionalizada Columna Ascaso de Javier y Domingo Ascaso y Cristóbal Alvaldetrecu, la Columna Sur-Ebro de Antonio Ortiz Ramírez, la Columna Los Aguiluchos de Juan García Oliver y García Vivancos que se integró en la Ascaso... en fin, también como milicianos se pueden considerar a los componentes de las Brigadas Internacionales.
La 27 División o Columna Manuel Trueba-José del Barrio estuvo encuadrada por milicianos del PSUC y UGT. En ella figuró el asesino de Trotsky, Ramón Mercader.  Diezmada en la Casa de Campo madrileña se recompuso. Actuó en las batallas de Huesca, Teruel, Segre y Ebro
Por otra parte, las organizaciones comunistas internacionales procedieron a reclutar voluntarios para combatir por el Frente Popular, encuadrados en las denominadas Brigadas Internacionales. El número de comunistas internacionales rondó los cuarenta mil, casi todos hombres.
...........................................................
.
La Komintern, el Frente Popular, sus milicianos y las causas internas de la derrota republicana
.
El general Juan Yagüe entra en Barcelona
A su derecha camina  Dionisio Ridruejo
Desde el primer momento, la República del Frente Popular intentó implantar en España unas fuerzas armadas organizadas a semejanza del Ejército Rojo de la Unión Soviética. Pero pronto se comprobó la equivocación de semejante medida. Las pretensiones eran falsas:
Se pretendía rebajar el número de oficiales en servicio activo en el ejército. Sin embargo, la burocracia y la prevaricación existente consiguió que se pasase de 22.000 oficiales a más de 40.000. Y la mayoría de los nuevos no tenía  formación castrense, tampoco el suficiente espíritu militar.
Se pretendía que los comisarios políticos crearan un adecuado espíritu de sacrificio en los milicianos, necesario para soportar las penalidades de la guerra. Pero pronto esos milicianos se percataron que los 40.000 comisarios, todos ellos del Partido Comunista, se situaban generalmente por detrás de la línea de combate y eran meros oportunistas. Entonces, el miliciano redujo su ímpetu, cuando no desertó de sus funciones.
Se pretendía que las Brigadas Internacionales desarrollaran una gran labor acorde con sus ideales, pero pronto, tras las batallas de Madrid y Guadalajara, una buena parte de aquellos voluntarios se refugiaron en talleres, hospitales, periódicos y servicios auxiliares o administrativos.
.
Madrid, calle Toledo-Plaza Mayor
"No Pasarán", por Tina Modotti
Se pretendía que las extensas huestes anarquistas y del POUM, fuesen nacionales o extranjeras, se acomodaran bajo las órdenes de los comunistas, pero esa sinrazón ya se manifestó en los primeros combates por Madrid; divorcio que cristalizó en un baño de sangre en Barcelona durante mayo de 1937.
En Cataluña, los anarquistas brillaron durante los primeros momentos de la guerra (cuando fue derrotado Manuel Goded) y en los envíos de columnas al frente de Aragón. Mientras tanto, los nacionalistas catalanes permanecieron prácticamente al margen, como si la guerra civil no fuese con ellos. En Cataluña, la actividad positiva para la causa republicana la enmarcaron los anarquistas con Buenaventura Durruti al frente. La cara falaz y negativa, la protagonizó el PSUC; la inocua, la Generalitat y los independentistas.
.
Se pretendía que el amplio campo de cultivos bajo dominio republicano produjese más y mejor gracias a la aplicación de la filosofía agrícola comunista o anarquista en Aragón, pero el hambre se enseñoreó en casi toda la zona controlada por la República.
Se pretendía que los altos cargos soviéticos impuestos desde el primer día por Stalin, armonizaran, se hermanaran y educaran en la ideología comunista a los políticos, militares y milicianos españoles. Pero esos dignatarios fallaron y terminaron siendo fusilados en el Kremlin. Alguno logró huir.
Regimieento Pasionaria
.
Pero la mayor equivocación, como suele acontecer cuando se recurre al pensamiento, se debió a un errado proyecto, al fallar la apreciación que tanto el comunismo soviético y español habían realizado acerca del alma, de la capacidad, y del sentido del deber y sacrificio de los hombres que lucharían por la República.
Dentro de las fuerzas republicanas, existía un porcentaje mayoritario opuesto al credo comunista, formado por, civiles en servicios auxiliares, militares y políticos republicanos, entre ellos Manuel Azaña y los defenestrados, por no ser totalmente sumisos a Stalin: Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto. Anticomunistas eran también los anarquistas en general, el POUM, la CNT y la FAI y las fuerzas conservadoras de los nacionalismos catalán, guipuzcoano y vizcaíno. Debido a ello, eran insuficientes los que aceptaban la muerte en batalla por defender unos nuevos ideales que aún no habían sido asimilados; sobre todo cuando muchos de los combatientes por la República entendieron que luchaban por la implantación del estalinismo en España. Así también lo entendieron las democracias occidentales, por lo que se anuló su pequeño apoyo inicial a la República.
Guerra Civil. Frente de Aragón. 1937
foto de Agustí Centelles

Por otra parte, no existía en las filas republicanas un jefe respetado que aglutinara a las variopintas fuerzas republicanas; tampoco la necesaria disciplina militar, causa primera del sacrificio del soldado.
.
Además, la obediencia del miliciano, conforme trascurría la guerra se fue deteriorando por el lamentable ejemplo que ofrecían los mandos políticos y militares, casi todos comunistas, cobardes emboscados en la retaguardia y serviles a una nación lejana. El "No Pasarán", lema del comunismo central, resultó ser una ensalzada pero engañosa y falaz treta para que los más crédulos o estúpidos cubriesen el tiempo preciso para un tranquilo exilio de las diversas cúpulas del Frente Popular.

Guerra Civil española. Milicianos en una barricada
.
                                      La Komintern, su proyecto y la ayuda soviética
.
Guerra Civil española, foto Robert Capa
La Komintern, o Internacional Comunista, durante la sesión realizada en el Congreso del 23 de julio de 1935, había acertado con la creación de los Frentes Populares y la necesaria subordinación de los fracasados partidos socialistas al triunfante y creciente comunismo.
La Komintern acertó con el triunfo electoral del 14 de febrero de 1936. Acertó con el rápido y progresivo desmantelamiento o eliminación de las más significativas instituciones y personas anticomunistas. Acertó también con proyectar y provocar el Alzamiento Nacional. Y acertó, el 19 de julio de 1936 ya estaba dispuesto y en orden de combate el populoso Quinto Regimiento.
La Kominter fue la responsable de la oficina de París de reclutamiento de voluntarios para luchar con el Frente Popular, encuadrados en las Brigadas Internacionales. A través de ella se canalizó una buena parte de los poco más de 35,000 brigadistas, de ellos nueve o diez mil eran franceses comunistas; por confesiones religiosas, los judíos aportaron siete mil voluntarios.
.
Sin embargo, la Komintern se equivocó al desmantelar el numeroso ejército regular español existente en la zona republicana. Y más se equivocó al equiparar al Quinto Regimiento, y a los batallones creados con rapidez, con el Ejército Rojo de León Trotsky, victorioso sobre el desmotivado el contrarrevolucionario Ejército Blanco. 
Elecciones febrero 1936. 
Victoria del Frente Popular
El Ejército Rojo estuvo basado en militares y soldados veteranos, con suficiencia, de la Gran Guerra, con unos mandos políticos que  Lenin había captado entre la élite de la sociedad rusa. Además aquellos soldados-milicianos rusos habían pasado de luchar, obligados por el zar, desde una causa imperialista e injusta a otra que comprendían y les beneficiaba: había que eliminar a los zares y todo lo que conllevaba el zarismo; y eran proporcionalmente muy pocos los rusos que deseaban el regreso al poder de Nicolás II o de cualquier otro miembro de su familia.
.
Este enorme fallo de la República del Frente Popular se comprobó durante las primeras y decisivas semanas de la guerra, cuando el ejército republicano (mucho más numeroso que el de Juan Yagüe) apoyado por la aviación, con más material pesado, y reforzado con las fuerzas de seguridad y los milicianos locales fue derrotado sin remisión en Badajoz, ciudad. Situación que pronto se repitió en Talavera de la Reina y Toledo, donde el ejército frentepopulista se había mostrado incapaz de tomar el Alcázar.
Pese a estas batallas, la República se salvó en aquel verano de 1936 gracias al contingente soviético recibido de aviones, y sus pilotos, y de tanques, y sus tanquistas.
.
Guerra Civil. Combatientes vascos apresados
También, gracias al numeroso colectivo de voluntarios extranjeros, que reclutados por la propaganda de la Komintern, casi gastaron su protagonismo en aquellos combates madrileños, desde el Puente de los Franceses a la Ciudad Universitaria y Casa de Campo.. El material de guerra, con sus servidores, llegó con celeridad desde un origen tan lejano al estar proyectado previamente su envío por la Komintern,, y su pago con oro del Banco de España.
Desde EEUU llegaron los milicianos, casi todos judíos, que conformaron la Brigada Abraham Lincoln comandada por Milton Wolff.
.
La España deseada, alabada y cantada por Antonio Machado y sus "Amigos de la Unión Soviética", organización creada por la Komintern, no cuajó, era impresentable. Ese no era el camino para liberar al trabajador español del campo y las fábricas de la miseria e incultura a la que estaba sometido desde hacía demasiado tiempo. Ese  era el camino de su crispación y, al final, el de la frustración y sus consecuencias.
.........................

Guerra Civil española, por Chim
.
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
.
.
Leer "La República de Ortega y Gasset y la de Julián Besteiro"
.
.........................................

11 mayo 1936, quema del Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas, calle Bravo Murillo

Milicianos de CNT-FAI en la Puerta del Sol, Madtid 1936
Julián Besteiro, el insigne socialdemócrata que fue presidente del PSOE y de UGT entre 1925 y 1931, y del Congreso de los Diputados desde el 14 de julio de 1931 al 9 de octubre de 1933. Besteiro, injustamente tratado por el franquismo, sufrió una prisión infame que le condujo a una muerte prematura. Besteiro  publicó un Manifiesto a primeros de marzo de 1939. Comenzaba con estas palabras:
"Abrid al pueblo los ojos de la verdad, pero con precaución, no sea que le irrite demasiado la luz, después de un período tan largo de tinieblas.
La verdad real: Estamos derrotados por nuestras culpas. Estamos derrotados nacionalmente por habernos dejado arrastrar a la línea bolchevique, que es la aberración política más grande que han conocido, quizá, los siglos".
.
Pueden leer el texto íntegro, así como detalles de la mascarada del Consejo de Guerra que condenó a Julián Besteiro en "El Golpe de Casado. La Junta de Defensa Nacional

Aparte de las casas internas, las externas de la derrota del Frente Popular español:
La principal causa externa de la derrota del Frente Popular consistió en que la ayuda prestada por Alemania a los nacionales fue más eficaz,aparte de generosa, que la radical proporcionada por la Unión Soviética al Frente Popular.
La ayuda alemana al bando nacional comenzó algo más tarde que la preparada y organizada de antemano intervención comunista. Leer:

Carta inédita de Franco a Hitler, 23 de julio de 1936"
.......................................................................................
...........................................................................................................................

La Gran Vía madrileña y los frentepopulistas
La Puerta de Alcalá y los frentepopulistas
Estado en el que se encontró  el Convento de San Clemente
cuando los nacionales entraron en Toledo
La capilla barroca de San José en Sevilla tras las luchas en los días del
Alzamiento Nacional. Los frentepopulistas destruyeron o robaron, entre
otras obras: un óleo de Zurbarán y esculturas de Martínez Montañés
Guerra Civil española, instrucción de milicianos. Casa de Campo, Madrid

Brigadas Internacionales, instrucción en la Casa de Campo
Posteriormente se les instruía en Albacete con Marty y Julio Mangada
Brigada Internacional "La Marsellesa" o XIV Brigada Internacional
La mayor de las Brigadas, que se estructuró en cuatro batallones.
Su comandante fue el general Walter, seudónimo de Karol Swiercewski

Más adelante, Walter y la brigada se incorporaron en la 35ª División
Manifestación en el Madison Square neoyorquino y proximidades,
convocada por el Partido Comunista de Estados Unidos,
 entonces admitido, en favor de sus correligionarios españoles.
Este acto se convirtió en el embrión de la Brigada Lincoln
Entierro de Durruti en Barcelona tras ser asesinado en Madrid por el
 Gobierno estalinista, preámbulo de los asesinatos de mayo de 1937

contra los milicianos anarquistas y del POUM
Comunistas alemanes de la Brigada Thaelmann
George Orwell y los milicianos del POUM llegan a Barcelona
Milicianos frentepopulistas fusilando


Brigada Internacional La Marsellesa
Milicianos y monjas
  Obra de los milicianos de la República del Frente Popular

Broma de los frentepopulistas
Madrid, mayo 1931, quema de la iglesia de los Jesuitas

Quema de iglesias




Milicianos en Brunete, foto Gerda Taro

Milicianos frentepopulistas

Saqueo de las Descalzas Reales

Guerra Civil, milicianos y tanque
Los milicianos y la profanación de templos
Milicianos de guardia en el Palacio de Liria de la Casa de Alba.
Sede comunista en los primeros tiempos de la guerra, foto Chim
Milicianos. Flaco favor a la calidad del Frente Popular
Brigada Lincoln de judíos comunistas de EEUU en Aragón
Batallón de milicianos con petición
Comunistas ingleses en la Guerra Civil española
Desfile del Ejército Republicano, ABC de Madrid
Milicianos trotskistas del POUM
Milicianas con escopetas

Milicianos en Barcelona, por Agustí Centelles
Las Brigadas Internacionales se entrenan en la Casa de Campo
Iglesias transformadas en bodegas
La Brigada Abraham Lincoln en acción
Formada por judíos estadounidenses comunistas


Desfile de milicianas anarquistas, Barcelona

Cartel CNT-FAI bajo la hoz y el martillo
Las Brigadas Internacionales a pie del túnel ferroviario de
Argentera, Tarragona. Regreso tras la entrega de banderas
el 25 octubre 1939 y el desfile del 28 en Barcelona


Milicianos de EEUU de la Brigada Lincoln, con
Milton Wolff al frente, foto de Robert Capa
,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,