10 may. 2015

La Revolución de Octubre de 1934 en Asturias y León. Indalecio Prieto y Largo Caballero. Eduardo López Ochoa

Revolucionarios. Octubre de 1934 en Asturias
Jose Antonio Bru Gómez
La Revolución de Octubre de 1934 fue un tema poco comentado durante el franquismo, así como sucedió  con otros muchos sucesos de la guerra civil. Además, aquella revolución quitaba sentido a la espontaneidad del Alzamiento Nacional; por esa misma circunstancia no se explicó que el Alzamiento estuvo proyectado y provocado por la Komintern con la complicidad de los dirigentes del Frente Popular.
.
Pablo Iglesias había conducido al PSOE hacia la socialdemocracia emanada de la Segunda Internacional. Aquel socialismo aceptó la dictadura de Miguel Primo de Rivera, ocupando Largo Caballero un alto cargo en ella. En 1931 el PSOE pactó con los republicanos para repartirse el poder. Pero la mala administración de la coalición republicano-socialista se reflejó en las legislativas de noviembre de 1933.
Tanto los dirigentes socialistas como el malparado proletariado temieron por su futuro, en un presente donde brillaba la reciente Revolución Rusa con las sensibles mejoras que proporcionaa a los trabajadores. Había que apuntarse a la revolución, al socialismo duro estalinista.

Revolución de Octubre de 1934.  Llegada de heridos a Madrid
.
                        La Revolución de Octubre de 1934. Primer acto de la Guerra Civil
.
                                            Testimonios. Preámbulos de la Revolución
.
Largo Caballero en la cárcel por su responsabilidad
en la Revolución de Octubre.
"El Socialista", en editorial, publicó el 27 de septiembre de 1934 lo siguiente: "Las nubes van cargadas camino de octubre. El mes próximo puede ser nuestro octubre. Nos aguardan días de pruebas, jornadas duras... Tenemos nuestro ejército a la espera de ser movilizado....".
"El Socialista", el 3 de octubre,  arengó a sus lectores de esta manera: "Camaradas en guardia. En guardia... Nuestra apelación a los trabajadores de España es concreta e imperiosa: en guardia".
La Revolución de Octubre estaba cantada, y programada.

Años más tarde, Indalecio Prieto en su colección de libros "Convulsiones de España", describió con detalles la preparación y puesta en marcha de la Revolución de Octubre de 1934, auténtico golpe de estado planificado por Largo Caballero y el resto de la cúpula socialista, a raíz de ser derrotados con estrépito en las elecciones generales del 1 de noviembre de 1933, pues la coalición de republicanos y socialistas sólo obtuvo 94 diputados, por los 168 obtenidos por el centro y los 204 de la derecha. El electorado pasó factura a la mala gestión gubernamental, y se esperaba un lógico gobierno de la derechista CEDA de Gil Robles. En aquellas elecciones, la mayoría de los anarquistas no acudieron a las urnas; pues su desagrado con la reciente legislatura republicano-socialista era manifiesta. El anarquismo oficialmente se abstuvo, para así mostrar su desacuerdo con la evolución de la República.
Indalecio Prieto
.
Sin embargo, el presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, consideró oportuno que gobernase el centro desde el primer momento de la legislatura. Transcurridos unos meses, Alejandro Lerroux, del Partido Radical, fue nombrado primer ministro el 4 de octubre de 1934, al retomar el cargo sustituyendo a Ricardo Samper del mismo partido, que ocupó el cargo de ministro de Estado.
Pero la insólita decisión de Alcalá Zamora, contraria a los electores de la derecha y a la filosofía de la democracia,, no calmó los ánimos de los partidos de izquierda y de sus sindicatos.
.
Indalecio Prieto escribió al respecto en 1944 en "Con el pensamiento puesto en España", capítulo comprendido en "Discursos en América" de "Convulsiones de España": "Me declaro culpable ante mi conciencia, ante el Partido Socialista y ante España entera, de mi participación en aquel movimiento revolucionario. Lo declaro como culpa, como pecado". Indalecio Prieto, convicto y confeso.
.
                                                         La Revolución de Octubre


Milicianos de la CNT equipados para la guerra

Revolución de Octubre de 1934.
Revolucionarios mineros detenidos en Bembibre, León
En realidad, la conocida como Revolución de Octubre había comenzado en septiembre, con el intento de importar las armas transportadas en el buque "Turquesa". Al frente de la operación marchaba el diputado y recientemente cesado, al perder las elecciones legislativas, y exministro socialista Indalecio Prieto.
El "Turquesa", buque con matrícula de San Sebastián, tenía como destino aparente Burdeos, pero fue capturado en la ría asturiana de Pravia el 10 de septiembre de 1934 cuando procedía al desembarco de su carga, consistente en 329 cajas con un peso en total de 18 toneladas, que incluía, entre otro material militar y munición: 24 ametralladoras, 400 fusiles y 48 cañones-ametralladora. Todo el arsenal había sido cargado en Cádiz el 5 de septiembre.
.
Los papeles de las mercancías del buque iban a nombre de Indalecio Prieto, Ramón González Peña (miembro de UGT y presidente de la Diputación Provincial de Oviedo) y Amador Fernández Montes "Amadorín", del Sindicato de Obreros y Mineros de Asturias.
Ramón González Peña
Aprovechando la marea alta, el Turquesa pudo acercarse a la ribera y procedió a traspasar el alijo de armas a tres lanchas que abarloaban en el costado del buque anclado cerca de la playa de Aguilar, a tres kilómetros de San Esteban de Pravia. De ahí pasaron el armamento a tres camiones de la Diputación de Oviedo. Uno de ellos se atascó por sobrepeso. El retraso de la operación dio lugar a que una pareja de carabineros se acercase. Pero la presencia de Indalecio Prieto anuló cualquier gestión de la fuerza pública. Sin embargo, enterada la Guardia Civil, el comandante del puesto, el sargento Jesús Ferreiro, ordenó el esclarecimiento del anómalo suceso. La Guardia Civil fue recibida a tiros, pero logró incautar las armas y reducir a varios de los delincuentes, entre los que se encontraba Manuel González Peña, hermano de Ramón
.
Tanto el buque, que era de segunda mano, como el armamento habían sido adquiridos por la Cooperativa de la mina San Vicente a través de su tesorero Amador Fernández.
Indalecio Prieto, logró huir, refugiándose en Francia. Allí recibió la amnistía  decretada en febrero de 1936 al subir al poder el Frente Popular.
.
La Revolución de Octubre. Origen y desarrollo
.
Indalecio Prieto  y Francisco Largo Caballero

La Revolución de Octubre en España la planificó la Komintern secundada por los dirigentes socialistas del PSOE, basándose en las experiencias de la revolución de Moscú de diciembre de 1905, cuyos aciertos y deficiencias fueron explicados por Lenin en su discurso  "La insurrección de Moscú".
La maniobra fallida con las armas transportadas en el buque Turquesa contribuyó a que la revolución realizada días después no traspasara los límites de Asturias y la cuenca carbonífera de León.
La sindical socialista UGT había dado la campanada de salida para la revolución, al convocar una huelga general en toda la nación española para el día 5 de octubre. Por iniciativa de Largo Caballero, el 31 de marzo, las sindicales UGT y la anarquista CNT, mayoritaria en muchas regiones españolas, habían sellado una Alianza Obrera, a la que se sumaron los incipientes comunistas. Los afiliados a la CNT suponían una mayoría clara en Cataluña y Valencia, con gran representación, sobre todo, en Andalucía y Galicia.
Tres comités revolucionarios prepararon los detalles de la sublevación y los aprovisionamientos, por importaciones o robos de armamento en la fábrica de armas de Trubia.
Belarmino Tomás
Revolución de Asturias
El comité revolucionario presidido por el socialista Belarmino Tomás fue el que acordó ante el general López Ochoa la rendición de los rebeldes a las tropas de la República (1). El segundo comité estaba integrado por comunistas; el tercero por socialistas y ugetistas. Una de las primeras medidas de los comités fue la de proclamar la República Socialista, con capital en Mieres.
.
La revolución se desarrolló entre los días 5 y 14 de octubre, afectando a las cuencas mineras carboníferas de Asturias y León, costando la vida a unos mil quinientos combatientes, la mayoría de ellos, revolucionarios, aparte de cerca de cuarenta sacerdotes o monjes asesinados y unas decenas de milicianos condenados a diversas penas tras tener juicios sumarísimos.
Los milicianos, recordando la reciente actuación profesional de la Guardia Civil en el caso del Turquesa, procedieron con singular dureza contra todos los destacamentos de los guardias civiles, asesinando a más de ciento diez de ellos; sobresaliendo la matanza realizada en Sama de Langreo, las realizadas en pequeños puestos que faltos de información no pudieron reaccionar a tiempo y la voladura de un camión que transportaba a treinta y dos guardias.
Esta inequívoca actitud de los milicianos determinó el proceder de la Guardia Civil durante la próxima guerra. Donde el control político no era total, como sí sucedía en Madrid y Barcelona, la Guardia Civil actuó con los nacionales, siendo su colaboración esencial en Sevilla y Pamplona y definitiva en Oviedo y Toledo.
Por otra parte, el fracaso de los líderes del PSOE logró que emergiera con fuerza inusitada el Partido Comunista Español.
.
Belarmino Tomás explica por qué han perdido.
18 mayo 1934.     Sama de Langreo
La cruenta insurrección fue sofocada bajo la dirección en el campo de batalla por el general barcelonés Eduardo López Ochoa, que ejercía de Inspector General del Ejército. Colaborando con él, actuó el general Francisco Franco Bahamonde desde el Cuartel General en Madrid (pues la revolución, en principio, afectaba a toda España), ambos secundados por el general Amado Balmes, el teniente coronel Juan Yagüe, el comandante de la Guardia Civil Lisardo Doval Bravo (quien fue encargado de recuperar el armamento robado en la fábrica de Trubia) y otros jefes militares, con los Regulares y la Legión y el apoyo en misiones de control de la Guardia Civil local que no había sido asesinada o apresada y que albergaba los deseos de una rápida justicia para los asesinos de sus camaradas- El capitán Juan Rodríguez Lozano, abuelo de José Luis Rodríguez Zapatero, participó bajo las órdenes de López Ochoa.
López Ochoa alcanzó Oviedo venciendo las resistencias que encontró desde su partida en Lugo.
El coronel Antonio Aranda estuvo encargado de aislar los caminos que unían las regiones sublevadas con el resto de España.
Varias decenas de milicianos fueron fusilados tras juicios sumarísimos. El Tribunal de Madrid sólo aplicó dos condenas de muerte; una de ellas al autor de la voladura del camión con guardias civiles.
.
Largo Caballero no mostró arrepentimiento, durante su estancia en la cárcel Modelo de Madrid donde se le condenó junto a sus camaradas del PSOE y UGT, máximos responsables de la Revolución. Tampoco mostró signos de pesar a su salida, y sí en cambio reiteró que era su ,deber traer el socialismo, el estalinismo, a España una vez transcurridos los primeros tiempos de la República Constitucional.
Pronto el destino mostró su peor mueca, afectando a los máximos responsables de los dos bandos en lucha.
minero picador en taller de carbón con martillo neumático
El 18 de julio de 1936, López Ochoa, tras haber sido procesado y encarcelado por la República del Frente Popular, estaba hospitalizado en el Gómez Ulla, entonces Hospital Militar de Carabanchel. Días después, el 19 de agosto, en represalia por el avance de las fuerzas nacionales hacia Madrid, fue secuestrado del hospital y llevado al cercano cerro Almodóvar; donde fue asesinado: Su cabeza clavada en una pica se expuso en los aledaños del hospital.
Ramón González Peña, jefe de los revolucionarios, huyó pero fue detenido y condenado a cadena perpetua. El triunfo del Frente Popular en febrero de 1936 no sólo le puso en la calle sino que se convirtió en diputado. Juan Negrín le nombró ministro de Justicia en 1938.
.
Aprovechando la situación creada por la Revolución en Asturias y León, el 6 de octubre en Barcelona, Lluys Companys proclamó el Estat Catalá de la República Federal Espanyola. Tres días después el general tarraconense Domingo Batet entró con sus tropas en Barcelona, extinguiendo el intento anticonstitucional y separatista catalán.
Hubo conatos revolucionarios a lo largo y ancho de la geografía española, destacando, aparte de los citados, los sucedidos en el País Vasco y en la provincia de Valladolid.
.-
                              Consecuencias de la Revolución de Octubre de 1934
.
Pozo María Luisa, castillete.  Langreo, Asturias
Acabada la Revolución de Octubre se formularon lecturas, tanto de su porqué como las causas de su derrota. Pero fueron erradas las formuladas por la derecha y el centro.
Alcalá Zamora y el gobierno de Alejandro Lerroux creyeron que los problemas de España se habían resuelto, o actuaron como si así estuviesen. .Continuó tanto el gobierno como la inamovible política económica y social. No se había aprendido nada del gran y favorable cambio que había experimentado España unos años antes con Miguel Primo de Rivera. Los políticos, y los partidos del centro y la derecha, creían, o así lo aparentaban, que la democracia capitalista era la panacea del bienestar, y más desde el momento que se había controlado la Revolución de Octubre, de la misma forma que dos años antes se había terminado con rapidez con el intento de golpe de Estado protagonizado por el general José Sanjurjo, la Sanjurjada
..
No se analizó el derrumbe económico y social existente en las democracias a consecuencia del capitalismo antisocial en el cual estaban enmarcadas, No se tomó medida alguna al respecto, como si la Gran Depresión hubiese sido un extraño producto de otro planeta.
Eduardo López Ochoa
Tampoco el gobierno quiso o supo frenar el gran incremento de la violencia protagonizada por las juventudes de las derechas y, sobre todo, por los jóvenes de izquierdas y por unas nuevas asociaciones juveniles que surgían debido a la deriva de la situación y cuyo credo era anticapitalista y antimarxista, conforme se expresaban en aquellos tiempos el capitalismo y el marxismo.
.
Sin embargo, las izquierdas sí efectuaron una lectura acertada de la fracasada revolución de Octubre:
.
Tras los reveses sufridos en Alemania y Hungría, y ahora en España, Stalin y la Tercera Internacional, también conocida como Komintern, comprendieron que el comunismo no se podía implantar vía revolución en las naciones donde existía una fuerte clase media, y donde, además, el ejército tenía sus mandos y oficiales provenientes de esa clase, cuando no de la alta. De ahí que en la sesión del 23 de julio de 1935 de la Komintern, se formalizó la existencia y desarrollo de los Frentes Populares, o unión de todas las fuerzas políticas y sindicales de las izquierdas. Y si se recogían en los Frentes las formaciones republicanas de izquierda y sumisas con promesas de otorgarlas algo de poder, mejor, pues así se captarían más votos y se mejoraría, o al menos se alteraría, la imagen del Frente Popular. La correspondencia entre Stalin y Largo Caballero para atraer a su causa a Manuel Azaña y a aquellos republicanos dóciles, está en esa línea de actuación.
.
El Frente Popular reconvirtió el fracaso de Octubre del PSOE en una victoria popular al amnistiar a todos los condenados. Los milicianos se sintieron respaldados por el nuevo régimen y conformes con la dirección y apoyo de la Komintern y la Unión Soviética a sus intereses, por lo que hubo un trasvase de simpatizantes y afiliados del PSOE al PCE; es decir, a ese Frente Popular creado y dominado por la Komintern.
Franco y Yagúe
El desarrollo de la asociación de propaganda comunista "Amigos de la Unión Soviética", dirigida por Antonio Machado, y la rápida potenciación de las Juventudes Comunistas, cuyo secretario era Santiago Carrillo, fueron otros aciertos de la Komintern y la nueva izquierda española, que desde los despachos estaba engendrando el Quinto Regimiento y proyectando el Alzamiento militar, única forma de hacer desaparecer el ejército.
Sin embargo, la Komintern y su filial Frente Popular, evaluaron muy mal la reacción militar y la de las juventudes del Requeté y la Falange, así como sobrevaloraron la calidad militar del ejército confeccionado a imagen y semejanza del Ejército Rojo, y fallaron en su idea acerca de la teórica sumisión de la CNT, la FAI y el POUM al PCE. Las purgas de Stalin dieron contada fe de ello, iniciadas con Indalecio Prieto y Largo Caballero.
.
Y, desde luego, queda claro que el Frente Popular y su República no tenía nada que ver con la Segunda República.
.........................................................
.
Revolución Octubre de 1934. Detenidos por la Guardia Civil. Asturias

(1) El 18 de mayo, Belarmino Tomás se dirigió a sus seguidores, explicando los motivos de la derrota y la necesidad de la rendición de los "socialistas, comunistas, anarquistas y resto de trabajadores":
"Sólo nuestra región resiste y lucha contra el ejército y el Gobierno de la burguesía. El resto de la península no da señales de vida en lo que a la insurrección se refiere, si bien en algunas provincias ha sido declarada la huelga general, pero sin pasar a más" . Lamentando la falta de medios: "En nuestros frentes los soldados rojos se ven obligados a sostener el avance enemigo, empleando para ello la dinamita"
Terminó su discurso ofreciendo esperanzas cercanas: "Pero esto no significa que abandonemos la lucha de clases. Nuestra rendición de hoy no será más que un alto un alto en el camino, que nos servirá para corregir nuestros errores y para prepararnos para la próxima batalla, que habrá de terminar en la victoria final de los explotados".
Belarmino Tomás fue condenado a muerte; pena que se conmutó por la de cadena perpetua. En febrero de 1936, la subida al poder del Frente Popular le supuso la libertad y ser diputado en Cortes por Asturias.
.............


1926.  Mural de Diego Rivera.   El agitador político y los mineros
Los mineros perforan barrenos para el avance de una galería
El muralista comete un fallo, ¿aposta? Los mineros utilizan martillos neumáticos con empujador., lo más cómodo y
seguro en aquellos tiempos. Los trabajadores deberían estar agradecidos a la empresa. El agitador es un embacaudor

Leer: "El Alzamiento Nacional fue proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República del Frente Popular Español"
.
Leer: "España no era demócrata en 1936", pues el Frente Popular no tenía nada de demócrata.
.
.
enlace con el índice general
.
...............................................................................
.
Canción de los mineros asturianos. Pozu María Luisa

San Bárbara bendita, Santa Bárbara bendita, 
Patrona de los mineros, mira, mira Maruxina, 
Mira, mira cómo vengo yo, patrona de los mineros, 
Mira, mira Maruxina, mira, mira cómo vengo yo. 
En el pozu María Luisa, en el pozu María Luisa, 
Dieciséis mineros muertos, mira, mira Maruxina, mira 
Mira cómo vengo yo, dieciséis mineros muertos, mira. 
Mira Maruxina, mira, mira cómo vengo yo. 
Qué importa categoríes, qué importa categoríes 
Quedaron en el testeru mira, mira Maruxina, 
Mira, mira cómo vengo yo. 
Quedaron en el testeru mira, mira Maruxina, 
Mira, mira cómo vengo yo. 
Traigo la camisa roja, traigo la camisa roja, 
De sangre d'un compañeru, mira, mira Maruxina, mira, 
Mira cómo vengo yo. 
De sangre de un compañeru, mira, mira Maruxina, mira, 
Mira cómo vengo yo. 
El alma tengo partía, el alma tengo partía 
Nun será l'últimu duelu, mira, mira Maruxina, 
Mira cómo vengo yo. 
Nun será l'últimu duelu, mira, mira Maruxina, mira, 
Mira cómo vengo yo. 
Unos dicen que ye Dios, unos dicen que ye Dios, 
Otros dicen non lo creo, mira, mira Maruxina, mira, 
Mira cómo vengo yo. 
Otros dicen non lo creo, mira, mira Maruxina, mira, 
Mira cómo vengo yo. 
El casu ye que ca poco, el casu ye que ca poco 
La muerte llama a conceyu, mira, mira Maruxina, mira, 
Mira cómo vengo yo. 
La muerte llama a conceyu, mira, mira Maruxina, mira cómo vengo yo.

................................................