5 nov. 2007

Manuel Azaña. El Gobierno Provisional. Elecciones del 28 de junio de 1931

Gobierno Provisional remodelado
enlace con el índice general de artículos

                                                 Situación de España en 1931

Manuel Azaña
Años 1929 y 1930. El excesivo liberalismo económico incontrolado había llevado a las democracias y regímenes capitalistas occidentales al crash económico y social. Debido a ello, en Europa florecíeron con pujanza dos sistemas políticos, cuya filosofía económica y social no tenía nada que ver con el de las llamadas democracias capitalistas, ya fuesen éstas repúblicas o monarquías parlamentarias, y sí con el autoritarismo. Esas nuevas organizaciones políticas fueron el socialismo soviético, único socialismo real en aquellos tiempos, y el fascismo (1).
.
En aquel tiempo, la estructura económica y social de las democracias se basaba exclusivamente en las iniciativas e intereses del capitalismo, único motor del que dependía la capacidad de la producción. El poder político no reglamentaba los negocios, la banca y sus operaciones; tampoco el movimiento de capitales, las importaciones y exportaciones, los contratos sociales, el beneficio y la fiscalidad. Resultado: un gran desequilibrio en el reparto de bienes producidos, que no estaba de acuerdo con la calidad y la cantidad de trabajo desarrollado y una sociedad con estructura rígida y con insuficiente clase media. Esa sociedad estaba condenada al fracaso, a fracturarse.
..............................
En un principio, los pueblos reaccionaron con esperanza a las revoluciones dictatoriales, las socialistas, cruentas, y las incruentas pero violentas, fascistas radicadas en Italia y España. El triunfo de unas u otras se centró y desarrolló conforme el nivel cultural y económico existente en las sociedades en transformación, inmersas en lógicas situaciones turbulentas.
En Europa, durante la década de los 20, debido a las revoluciones sociales se habían alumbrado nuevos sistemas económicos y sociales. Pero mientras la religión, al igual que las tradiciones populares, se mantenía con el fascismo, todo lo contrario sucedía en la amplia geografía dominada por la revolución socialista, el comunismo.
Al final del año 1929, el crash bursátil de octubre terminó por oscurecer a las democracias capitalistas; en ellas la economía y la paz social quedaron malparadas y el sistema político democrático en entredicho.
El crash no afectó a las naciones socialistas (además, en ellas no existían Bolsas de Comercio), tampoco a los países con regímenes fascistas. Al analizar ese mes de octubre las Bolsas españolas e italianas con regímenes fascistas no se inmutaron, fiel reflejo de la economía real vigente en esos países (1).
.......................................
Manuel Azaña
Con lógica y razones, al comenzar 1930, las diversas fuerzas políticas españolas consideraron que el fascismo "blando" puesto en marcha por Miguel Primo de Rivera había logrado encauzar con suficiencia la economía, solucionado el grave problema militar en Marruecos, y mejorado, a base de mano dura y buena amistad con el sindicato socialista UGT, la conflictividad social y laboral dentro del país. Había llegado la hora del cambio, de las libertades y de repartir, de acabar con la monarquía de la Casa Borbón que durante "cinco generaciones perdidas" había llevado a España a uno de los últimos escalones económicos y sociales de Europa Occidental.
Las fuerzas republicanas maniobraron para eliminar el régimen de Miguel Primo de Rivera y, en posterior instancia, el monárquico. Logrado el primer objetivo, durante agosto de 1930, conspiraron para obtener el segundo y definitivo en la ciudad de San Sebastián. Los todavía incipientes partidos socialistas fueron sus socios. Esta coalición representaba a todos los estratos sociales.
Tras las elecciones a concejales del 12 de abril de 1931, ganadas en las grandes ciudades con claridad por la coalición de republicanos y socialistas, Alfonso XIII se marchó apresuradamente del poder.
Los republicanos encabezados por Niceto Alcálá Zamora, bien secundado por Manuel Azaña y Miguel Maura, lograron su objetivo: el 14 de abril se proclamó la República procediéndose a desmontar no sólo símbolos monárquicos sino también la Constitución de 1876 por la que se había regido España, excepto en los tiempos de Primo de Rivera, pues en estos se suprimió tanto la Constitución vigente como buena parte de las libertades existentes.
.
                                           El Gobierno Provisional de la Segunda República
.
El 14 de abril se formalizó un Gobierno Provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora del partido Derecha Liberal Republicana. Miguel Maura, del mismo partido, se encargó del ministerio de Gobernación. Tanto Alcalá Zamora como Maura profesaban la fe católica.
Manuel Azaña, de Acción Republicana, fue proclamado presidente de la República, dirigiendo al mismo tiempo el ministerio de Guerra.
El Partido Socialista Obrero Español, PSOE, el mejor socio de los tres líderes republicanos, llevó a Indalecio Prieto a Hacienda, a Fernando de los Ríos a Justicia y a Francisco Largo Caballero a Trabajo.
Alejandro Lerroux, líder del Partido Republicano Radical, PRR, se encargó de la cartera de Estado. Diego Martínez Barrio, del mismo partido, pasó a Comunicaciones.
El resto de los partidos que integraron la coalición entre republicanos y socialistas también obtuvieron su representación en el Gobierno Provisional. Organización Republicana Gallega Autónoma, ORGA, colocó a Santiago Casares Quiroga en Marina. El Partido Republicano Radical Socialista, PRRS, a Álvaro de Albornoz en Obras Públicas y Fomento y a Marcelino Domingo en Instrucción Publica. Acción Republicana de Cataluña situó a Nicoláu d'Olver en Economía.
En la remodelación del Gabinete acometida el 14 de octubre, Casares Quiroga sustituyó a Miguel Maura en Gobernación; y la vacante dejada a tal efecto en Marina fue ocupada por José Giral, de Acción Republicana. Azaña, con esto, acababa de situar a otro hombre en el Gobierno de España, amén de eliminar de él al católico Maura, miembro, además, del partido más influyente en la nación.
El Gobierno Provisional precisaba gestionar dos temas fundamentales: preparar las elecciones generales a Cortes Constituyentes y redactar una Constitución que sustituyera a la de 1876. La tarea de lograr el progreso y el orden en el pueblo español fue olvidada, y por ello pronto sucedieron una serie de hechos indignos tanto de una democracia como de un pueblo europeo.
Desde los primeros momentos comenzó a turbarse la paz social, se emprendía la partición de España, con un pueblo cada vez más pobre que continuaba esperanzado con el nuevo régimen, sino por la religión, dinero y costumbres: por una parte la España tradicional, acomodada y católica y por la otra la atea, pobre e internacionalista que no fue liderada por un socialismo muy comedido en los inicios republicanos, sino por Manuel Azaña.
El grotesco ateísmo y anticlericalismo de Azaña, condensado en su estúpida frase "mi dios es la ley", mezclado con su soberbia revolucionaria consistente en desear a ultranza el cambio de las tradiciones espirituales animó, y luego exculpó, a las exaltaciones populistas delictivas, pronto convertidas en asesinas. Azaña fomentó esta forma de proceder en lugar de colaborar en la búsqueda de un proyecto económico y social para el pueblo español. Esta filosofía de confrontación, de suprimir la moral popular, fue la base para partir en dos la nación española.
Julián Besteiro
Azaña se preocupó que el ministro de Justicia, Fernando de los Ríos, una de las principales fuentes de redacción de la Constitución, fuese tan ateo y anticlerical como él. Ellos dos tenían mucho más carácter que los católicos Alcalá Zamora y Miguel Maura. De hecho, este último dimitió en octubre sin haber cumplido aún sus tareas el Gobierno Provisional, y es que los sucesos acaecidos en España a cuatro semanas del 14 de abril hicieron lógico su abandono. Su pasividad e inutilidad quedaron bien patentes.

En las elecciones a Cortes Constituyentes, celebradas el 28 de junio de 1931, la coalición de republicanos y socialistas obtuvo 279 escaños; destacando los 116 logrados por los socialistas del PSOE y los 53 de los radicalsocialistas. Dentro de esta coalición se presentó el partido "Agrupación al Servicio de la República", ORGA, de José Ortega y Gasset, Gregorio Marañón y Ramón Pérez de Ayala, que consiguió 16 diputados (2).
.
 Es digno de observar este hecho: en 1931 no sólo los intelectuales sino la gran mayoría de nuestros padres deseaban un sistema político republicano. Además, las derechas e izquierdas estaban fundidas en el deseo común de regirse por la democracia, por una república. Al llegar 1936, ni los intelectuales ni algo más de la mitad de los españoles deseaban la República del Frente Popular.
Por su parte la Acción Republicana de Azaña sólo alcanzó 26 escaños.

Franco y Azaña
El Centro obtuvo 119 escaños; 90 de ellos fueron del PRR de Alejandro Lerroux. La Derecha Liberal Republicana de Alcalá Zamora y Miguel Maura, incluida en este grupo parlamentario, sólo logró 22 diputados. El electorado castigó, con toda lógica, a este partido al considerarle como el mayor responsable de dejar sin sanción y reprimenda alguna los sucesos revolucionarios de mayo de 1931.
La Derecha alcanzó 41 escaños. Los monárquicos, encuadrados en este grupo, 1 diputado. .
Julián Besteiro fue nombrado presidente de las Cortes. Besteiro era un socialista clásico que en 1925 había sucedido a Pablo Iglesias al frente del PSOE. Durante el gobierno de Primo de Rivera, el PSOE continuó con la política de Iglesias, es decir, colaborar con el nuevo régimen.
En febrero de 1931, Besteiro había dimitido de cargos y militancia tanto del PSOE como de su sindicato UGT. Al final de la guerra, olvidándose de la justicia y la razón, la dictadura de Francisco Franco ordenó su encarcelamiento y, por desgracia, en esa lamentable situación murió.
.
El voto popular, en aquellas primeras elecciones, donde todavía no podían votar las mujeres, quedó configurado de la siguiente manera:
Coalición de republicanos y socialistas....2.881.056
Centro................1.165.692
Derecha................657.872
De esta forma, España comenzaba una nueva andadura.
................................................................................................
........................................................................................
Alfonso XIII
.
(2) Las elecciones a Cortes Constituyentes se celebraron en dos días, 28 de junio y 12 de julio, votando los hombres que tuviesen al menos 23 años. Sólo se creó una Cámara, la de los diputados, siendo su apertura el 14 de julio.
.
Leer: "Alfonso XIII y Alcalá Zamora"
.
He escrito seis artículos con titulares referentes a Manuel Azaña. Leer "Azaña: España ha dejado de ser católica".
.
Fotografía de cabecera, de izquierda a derecha. Arriba: Indalecio Prieto, Marcelino Domingo, Casares Quiroga, Fernando de los Ríos, Nicoláu d`Olver, Largo Caballero, José Giral y Diego Martínez Barrio.
Sentados: Alejandro Lerroux, Manuel Azaña, Niceto Alcalá Zamora, Julián Besteiro y Álvaro Albornoz.
En esta foto, el periódico de donde procede la foto que tomé, cometió un error, ya que corresponde al Gabinete reformado el 14 de octubre de 1931 y no al primer Gobierno Provisional.
.
Fotografías en orden descendente:
Manuel Azaña
Retirada del escudo monárquico de la fachada del Palacio Real

Gobierno Provisional de la Segunda República
Azaña, Álvarez de Albornoz, Alcalá Zamora, Gabriel Maura
Largo Caballero, Fernando de los Ríos y Alejandro Lerroux
Manuel Azaña
Lerroux y Azaña
Julián Besteiro, según Nuevo Mundo
Francisco Franco y Manuel Azaña
Alfonso XIII abandonando España
Gobierno Provisional: Azaña, Álvarez de Albornoz, Niceto Alcalá Zamora, Gabriel Maura, Largo Caballero, Fernando de los Ríos y Alejandro Lerroux.

Leer: "El Alzamiento Nacional fue proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República Española del Frente Popular"
.