28 ene. 2018

Engels y Kautsky vs Lenin y su "Marxismo y Revisionismo"




                                                Engels  y  la Segunda Internacional
.
Lenin en el río Volga
Friedrich Engels convocó la Segunda Internacional en 1889. Las primeras sesiones del primer Congreso se celebraron en julio de ese año en París. 
Conforme transcurrían las reuniones, se iba clarificando la revisión de la filosofía marxista para hacerla compatible con la democracia capitalista implantada en Europa, admitiendo el Estado y sus instituciones, buscando integrarse en él y abandonando, por tanto, la filosofía de su gradual deterioro camino de su extinción, de una sociedad igualitaria sin Estado.
Más de medio siglo contemplaba la aparición de El Manifiesto Comunista, pero los resultados del socialismo en él exigidos brillaban por su escasez. Muchas esperanzas habían depositado los marxistas en los beneficios para los trabajadores que se obtendría con las aplicaciones de la Primera Internacional; sin embargo, su proyección fue difusa, una vez que gracias a ella se habían creado y definido los partidos socialistas y sus sindicatos.
.
Además, si no era buena la evolución de las reclamaciones de derechos de los trabajadores por la línea dialogante de la Primera Internacional, más rechazo de gobiernos y estamentos sociales partícipes en el poder obtenía la violenta solución no marxista desarrollada por los diversos grupos anarquistas. Fuese con el marxismo y sus sindicatos o con  el anarquismo y sus atentados, el proletariado no alcanzaba un mínimo deseable de justicia socio-económica. De ahí que Engels intentara encontrar una solución por nuevas vías, convocando la Segunda Internacional.
.
La revisión del marxismo ortodoxo. Karl Kautsky
.
Lenin
Al fallecer Engels en 1895, Eduard Bernstein desarrolló el proyecto de efectuar la revisión de la doctrina marxista para situarla acorde con el espíritu del liberalismo burgués, un estrato social en auge en tiempos de la revolución industrial, en los que perdía paulatinamente protagonismo el capitalismo monolítico de corte feudal asociado a las monarquías.
Karl Kautsky reforzó la iniciativa de Berstein, y en la Segunda Internacional, que él lideraba, transformó los partidos socialistas en partidos socialdemócratas dotados de unos estatutos acordes con las exigencias de las democracias capitalistas, pero que conforme la definición de Lenin, eran partidos pequeños burgueses de reformas sociales. Los sindicatos socialistas sufrieron análoga transformación.
La filosofía pragmática de Bernstein y Kautsky fue recogida por los grandes partidos marxistas de toda Europa, excepto por el bolchevique de Lenin y el Espartaquista alemán de Karl Liebknecht.
.
Gran Guerra, ilustración bolchevique
con el zar Nicilás II y el Patriarca de Moscú

En Rusia se adaptaron a la nueva filosofía socialista los mencheviques, bundistas y eseristas, que tras la revolución de Febrero de 1917 entablaron negociaciones con el gobierno del zar para formalizar un Gobierno Provisional que, ante la continuación de las revueltas, el 8 de julio de 1917 pasó a presidirlo el eserista Kerensky, apoyado con los "demócratas" del zarismo (del partido Demócrata Constitucionalista, creado durante octubre de 1905 y autodenominado "Partido de la Libertad del Pueblo") y los mencheviques. Todos ellos habían aceptado de pleno la asociación con las instituciones clásicas zaristas y, consecuentemente, con la permanencia rusa en la Gran Guerra. Tanto este gobierno como el anterior constituido en febrero, persiguieron las actividades de los bolcheviques; una de las primeras consecuencias se reflejó en la forzada huida de Lenin desde San Petersburgo el 4 de julio de 1917.
Pero la Revolución de Octubre enterró en Rusia tanto a la monarquía zarista como a la incipiente socialdemocracia rusa.
.
                                              Lenin, "Marxismo y Revisionismo"
.
Lenin y bolcheviques
en San Petersburgo
Lenin publicó su ensayo "Marxismo y Revisionismo" en abril de 1908, de ahí que pueda sorprender la "suavidad" con la que trata a los revisionistas. Más duro se manifiesta Lenin en "La revolución proletaria y el renegado Kautsky", ensayo escrito en 1918. El caso es que en 1908 la Segunda Internacional aún no había definido terminantemente su nueva política de acercamiento a las democracias capitalistas con la creación  de los partidos socialdemócratas y sus sindicatos. Es decir, el revisionismo de la doctrina marxista.

Lenin explica en "Marxismo y Revisionismo" que a comienzos de la década de 1840, Marx y Engels tuvieron que luchar contra el idealismo social de los jóvenes hegelianos y el utópico proudhanismo. En los años 60 y posteriores hasta su liquidación por Stalin cuando ya no vivía Lenin, la filosofía social competidora del marxismo consistía en el anarquismo,  siendo la rama o sindicato más popular, la del bakunismo.
.
Lenin escribió: "Hacia la década de los 90 el triunfo del marxismo, en sus rasgos fundamentales, estaba ya consumado. Pero entonces comenzó la lucha en el interior del marxismo, con una corriente hostil formulada por el exmarxista ortodoxo Bernstein, enmendando a Marx, con la revisión de Marx, dando lugar al revisionismo".
"En el campo de la filosofía, el revisionismo iba a remolque de la "ciencia" académica burguesa. Los profesionales retomaban a Kant, y el revisionismo se arrastraba tras los neokantianos. (....) los profesores trataban a Hegel como un perro muerto predicando un idealismo mil veces más mezquino y trivial que el hegeliano".
Lenin con campesinos

Lenin continúa: "Plejánov fue el único marxista dentro de la socialdemocracia internacional que hizo crítica de aquellas increíbles banalidades acumuladas por los revisionistas (...)".
.
A continuación Lenin critica a los revisionistas por su justificación de la economía capitalista que, pretenden convencer, no marcha hacia la bancarrota y que "sus crisis se habían hecho más raras y más débiles, y que era probable que los cartels y los trusts diesen al capital la posibilidad de eliminar por completo las crisis". 
Unos años después, en 1929, la economía capitalista forjó un gran crash bursátil y la consiguiente Gran Depresión que sumió a Occidente en la pobreza y la desesperanza, caldo de cultivo del comunismo y el fascismo, es decir, de la Segunda Guerra Mundial.

Continuará el ensayo de Lenin en una segunda parte      enlace
...........
Este artículo es la primera parte del tercero de una trilogía; los otros son:

Revisión del marxismo, Prudhon y Bernstein

La revolución proletaria y el renegado Kautsky
............................................................................