24 jun. 2009

Von Ribbentrop y Molotov. La Wehrmacht y el Ejército Rojo invaden Polonia. Danzig. Katyn. Vinnytsia


1 septiembre 1939. Los alemanes entran en Polonia
La Wehrmacht en Polonia. Septiembre 1939
.Enlace con el "Índice General"
............................................................................

Stalin y Von Ribbentrop
Alemania nunca había reconocido las disposiciones del Tratado de Versalles. En el Acuerdo de Locarno firmado el 16 de octubre de 1925 entre Alemania y las potencias vencedoras de la Gran Guerra, Alemania había aceptado todas las cláusulas de Versalles, excepto la amputación de su suelo patrio realizada en favor de Polonia y de la inventada Checoslovaquia. Los vencedores como compensación a Alemania acordaron realizar plebiscitos en esas regiones: Danzig y Los Sudetes. Sin embargo, la realidad fue otra, no se realizó gestión alguna al respecto.
.
Cuando comenzó la guerra, los Sudetes ya se habían incorporado a Alemania tras un referéndum cuyo resultado ofreció una gran mayoría a favor de su regreso a Alemania. Con posterioridad, Hitler ocupó el resto de Checoslovaquia.

Pacto de No Agresión.
.
El 23 de agosto de 1939, el alemán Joachim von Ribbentrop y el soviético Vyacheslav Molotov, ambos con poderes de ministros plenipotenciarios, firmaron en Moscú un pacto de "No agresión" que también consideraba la neutralidad de una nación si la otra entraba en guerra con terceros.. Muy pronto se comprobó el alcance del tratado, por el que Alemania y la Unión Soviética se repartirían Polonia tras las correspondientes ocupaciones de terreno que llevarían a cabo sus ejércitos. La nueva frontera de la Polonia dividida la marcaría una línea definida por lo ríos Narev, Vístula y San. Por otra parte, se acordó:
Molotov firma el "Pacto de No Agresión"
Detrás, Stalin y Von Ribbentrop
Por el tratado, la Unión Soviética invadiría, además, Estonia, Letonia y Lituania; y también Finlandia, puesto que deseaba incorporarse la provincia de Carelia, región que asaltó el 30 de noviembre. Al llegar marzo de 1940, ante la imposibilidad de avanzar más, se llegó sólo a 150 kilómetros de la frontera,, Stalin acordó con el gobierno filandés el cese de las hostilidades, asentándose en la pequeña franja conquistada.
Con toda la lógica, cuando los alemanes atacaron a la Unión Soviética en junio de 1941 los filandeses, que no habían recibido ayuda de Gran bretaña o Francia, apoyaron a la Wehrmacht con el fin de recuperar el terreno patrio perdido y combatir al agresor soviético.
.
El tratado, de apariencia amistosa, contenía cláusulas secretas, desveladas al final de la guerra. En ellas se explicaban cómo sería la actuación de los ejércitos alemanes y soviéticos, circunstancias que sólo fueron admitidas como ciertas por la Unión Soviética en tiempos de Gorbachov. En un apartado del tratado se expresaba el reparto futuro de Europa Central y del Este. El régimen de Stalin era el más beneficiado. El fascismo de Mussolini rechazó la formalización de este pacto desde su proyecto  inicial.
.
Mientras Stalin no dejó entrever las intenciones del "Pacto de No Agresión", Hitler realizó un intento a nivel internacional para no tener que agredir a Polonia, dando a entender al embajador francés en Berlín sus planes, ya que el gobierno polaco no atendía a razones para devolver Danzig y el Corredor a Alemania. Entonces Daladier escribió a Hitler una carta, el 26 de agosto, proponiendo próximas conversaciones políticas dilatorias e intentando disuadirle de su proyecto militar (1). Daladier, así secundó a Delano Roosevelt que el día 24 había apelado a Hitler, a Víctor Manuel III como mediador y al presidente polaco Ignacy Moscicki para entablar unas urgentes conversaciones.. Mientras tanto, el Parlamento de Londres aprueba un pacto de asistencia mutua con Polonia (años más tarde, los británicos dejaron sin efecto esta resolución quedando el aliado polaco bajo el dominio soviético).
.
Hitler en el ABC del 2-IX-1939
Inicio de la  II Guerra Mundial
Hitler contestó a Daladier el 27 de agosto: "El Dictado de Versalles era intolerable.... la vejación física y económica de los alemanes que habitan los territorios cedidos, número que se eleva a un millón y medio... excesos cometidos por las autoridades polacas... yo precisé una reivindicación clara: Danzig y el Corredor deberán ser incorporados al Reich".
El "Pacto de No Agresión" firmado por Hitler y las autoridades polacas el 26 de enero de 1934, válido por diez años, pasaba  "a otra vida".
.
El 30 de agosto de 1939, Alemania dio un ultimátum a Polonia para que les reintegrara Danzig a su soberanía. En esta ciudad alemana y en su comarca sólo vivían alemanes, excepto los polacos encargados de la Administración desde la finalización de la Gran Guerra.; en total, de 340.000 habitantes, el 97% eran alemanes. Danzig había pasado a ser un protectorado polaco con la falaz denominación de "Estado libre de Danzig".
También, el pueblo alemán exigía la creación de un corredor o franja de terreno necesario para llegar a ella, habitado en esos momentos por polacos al haber sido expulsados sus moradores alemanes.
En el Corredor de Danzig, Alemania dispondría efectuar la inversión suficiente para poder construirse una línea de ferrocarril y una carretera. Al ser rechazada la petición una vez más, el 1 de septiembre la Wehrmacht levantó la barrera aduanera, entrando en suelo polaco.
Tal y como habían pactado, muy pronto la Unión Soviética realizó la misma operación. En esos momentos comenzó, a todos los efectos, la Segunda Guerra Mundial. La gran tragedia humana acababa de comenzar (2).
.
Artillería ligera polaca
Una vez que tanto alemanes como soviéticos ocuparon las regiones pactadas de Polonia, los mismos ministros del Pacto, el 28 de septiembre firmaron un protocolo complementario de tres puntos. En él se concretaron algunos aspectos relativos al terreno conquistado y se detallaron temas de índole económica, conforme a las buenas relaciones previsibles en el futuro.
De esta manera quedó detallado el "Pacto de No Agresión" entre la Unión Soviética y Alemania. El 12 de noviembre de 1940, Molotov visitó a Hitler en Berlín. Se ratificó el Tratado, pero no se avanzó en la cooperación comercial, que en esas fechas era nula en la práctica. Las conversaciones mantenidas durante 1939 se habían reducido a meras palabras una vez consumadas las agresiones, Alemania a una nación, la Unión Soviética a cuatro, que muy pronto la extendió a otra más, Finlandia..
.
Inglaterra, burlada en la Paz de Cateau-Cambrésis desde entonces se regía por una ley nunca escrita: guerrear contra el Estado más poderoso del continente aliándose, para ello, con los antagonistas de éste. Durante cerca de cuatro siglos esta política había hecho a los británicos invencibles en los conflictos desarrollados en suelo continental (3).
Continuando con esta filosofía política, Gran Bretaña declaró, de inmediato, la guerra, sólo, a Alemania. Días después debió enviar algún mensaje de repulsa, además de duras palabras, a Stalin (3). Es de esperar que de nuevo ofreciese al mundo un comunicado similar cuando la Unión Soviética penetró en Carelia.
Churchill en sus Memorias de la Segunda Guerra Mundial, capítulo XXVI de la 1ª parte, escribió acerca del tema: "Desde luego, nosotros preferíamos que todos los países se levantaran enseguida contra el enemigo común y único: la Alemania nazi (...) Esta política implica el restablecimiento de relaciones con Rusia". Está claro que Londres no iba a tomar medida alguna contra Stalin, el mayor agresor. El espíritu inglés nacido en Cateau-Cambrésis permanecía vigente.
.
Muy atrás, en el tiempo y sobre todo en el espíritu, quedaba el artículo que Winston Churchill había escrito, cuando era ministro de la Guerra, en "Evening News": "Alemania tiene ante sí una terrible elección, ya sumiéndose en el caos bolchevique o bien barriendo el camino a la barbarie revolucionaria a fuerza de valor y virtud, estableciendo un dique para detener las olas bárbaras rojas, procedentes del Este, salvando, así, sus propios intereses y los de aquellos salientes antagonistas del Oeste. Si los alemanes fuesen capaces de rendir tamaño servicio, sin ulteriores tendencias, darían un paso gigante en la ruta de su redención".
Churchill en "The Strand"
Eran días en los que Hitler era incluso admirado públicamente por Winston Churchill., que en 1938 manifestó ante la progresión del comunismo y los desórdenes populares en el seno europeo: "Si nuestro país fuese derrotado en una guerra, desearía que nos encontrásemos con un Hitler para restaurar nuestro coraje y conducirnos otra vez al lugar que nos corresponde entre las naciones".
.
Aunque el primer elogio de Churchill a Hitler lo había expresado en la revista londinense "The Strand Magazine" de noviembre de 1935, en un artículo titulado "Hitler and his Choice", "Hitler y su Elección". Churchill escribió allí: "El excabo ha  restituído a Alemania a una posición de poder en Europa, si es para el bien  de la civilización o para su perdición, sólo el tiempo lo dirá (...) No podemos decir si Hitler será el hombre que una vez desató sobre el mundo otra guerra en la cual la civilización moderna sucumbirá irreparablemente, o si él pasará a la Historia como el hombre que restituyó el honor y la tranquilidad de espíritu a la gran nación germánica y la llevó de regreso serena, productiva y fuerte al seno de la familia europea. 
El Tratado de Versalles había
dejado aislada a Danzig, al entregar
a Polonia suelo alemán
Pertenece al secreto del futuro si la Historia calificará a Hitler de monstruo o de héroe (...)  Adolf Hitler fue el hijo de la rabia y el dolor de un poderoso imperio y raza que había sufrido una derrota aplastante en la guerra. (...) , él ha tenido éxito en restituir a Alemania a la posición más poderosa de  Europa, y no sólo ha realizado eso, sino que ha reconvertido en un grado muy alto los resultados de la Gran Guerra".
Sobre Hitler, Alemania y los judíos, Churchill escribió: "Se supuso que los judíos habían contribuido mediante una influencia desleal y pacifista al colapso de Alemania al final de la Gran Guerra, y se supuso que fueron el puntal principal del comunismo y los autores de doctrinas derrotistas".
Sin embargo, el espíritu inglés  nacido en el injusto a raíz del injusto tratado de paz de Cateau-Cambrésis, era más fuerte que las razones argumentadas por los detractores de la guerra y por aquellos que consideraban que Danzig era Alemania. Suficientemente fuerte para que  ese espíritu decidiera el destino de las alianzas y de Europa.
.
                Los ejércitos de Hitler y Stalin conquistan Polonia. Las fosas de Katyn


Hitler entra en Danzig entre
el clamor del pueblo. 5 octobre 1939
.
El 1 de septiembre de 1939, los alemanes iniciaron la Segunda Guerra Mundial. Dos cuerpos de ejército, comandados por el general prusiano Karl Gerd von Rundstedt y por Fedor von Bock, penetraron en Polonia. Ambos estaban coordinados por Walther von Brauchitsch, quien si bien en un principio era opositor al plan belicista de Hitler, a la postre se subordinó a los deseos del Führer.
.
Para justificar el ataque de la Wehrmacht a Polonia, Hitler pronunció un discurso en el Reichstag, basándose en la problemática de la ciudad de Danzig: "Danzig era y es una ciudad alemana. El Corredor era ya alemán. Danzig fue separada de nosotros. Los polacos anexionaron el Corredor. Como en todas las regiones alemanas del este, los habitantes del Corredor han sido maltratados de manera intolerable. Más de un millón de hombres y mujeres tuvieron que abandonar sus hogares en 1919 y 1920".
.
La Wehrmacht  en Polonia
Neville Chamberlain declaró la guerra a Alemania el domingo día 3. De inmediato, el gobierno francés hizo lo mismo, pero sin consultar al Parlamento, como era preceptivo. Por ello, su declaración de guerra francesa fue ilegal. Nueva Zelanda y Australia se apuntaron también a la causa, y muy pronto lo hicieron Canadá y Egipto, mientras que Sudáfrica lo realizó algo más tarde. La Commonwealth respondió, una vez más, a la llamada de Londres.
.
Las tropas alemanas avanzaron en suelo polaco a razón de treinta kilómetros diarios. El día 2 reconquistaron Danzig: el 6 tomaron Cracovia y el 8 llegaron a las afueras de Varsovia, lugar donde se comenzó a batallar calle por calle. La Wehrmacht pisó las ciudades de Posen y Thorn el día 12.
La Wehrmacht desfila en Varsovia
Por su parte, una fuerza expedicionaria británica cruzó el Canal el día 11 de septiembre, reforzando al ejército francés. El 14, los franceses procedieron a utilizar su artillería disparando hacia suelo alemán, en la zona de Sarrebruck.
Los alemanes tomaron Brest-Litovsk y Lemberg (Lwów) el 16. En esta ciudad se combatió durante varios días, pues la alcanzaron el 12.
Una vez tomada, sin resistencia, la ciudad de Danzig, Hitler se dirigió a sus habitantes en la Plaza del Mercado el día 19. Allí manifestó: "Polonia no volverá a resurgir como fue creada en Versalles". Añadiendo, a continuación: "Alemania no tiene nada que reclamar a Inglaterra y Francia, aunque estamos dispuestos a continuar la guerra que ellos han iniciado".
.
Sello. Danzig es Alemana
El Ejército Rojo soviético comenzó la invasión de Polonia el 17 de septiembre. Atacaron en la franja comprendida entre los ríos Duina del Sur y Dniester. Su avance fue muy rápido al encontrar escasa resistencia, puesto que el ejército polaco estaba concentrado en el oeste para repeler la agresión de la Wehrmacht.
Churchill en el capítulo XXVI de sus Memorias 1ª parte, explica: "El 17 de septiembre los ejércitos rusos se volcaron a través de la casi indefensa frontera oriental polaca y avanzaron velozmente hacia el Oeste. El 18 ocuparon Vilna y se dieron la mano con sus colaboradores alemanes en Brest-Litovsk".
A las pocas horas de la invasión, los soviéticos conquistaron Katyn, villa próxima a Smolensk, lugar donde casi toda la oficialidad polaca hecha prisionera fue asesinada y enterrada junto a otros miembros de la vida civil. En total se masacró a más de veinte mil polacos. Tuvo que transcurrir medio siglo para que los rusos, por medio de su presidente Mijaíl Gorbachov, admitieran el genocidio y, por tanto, no se culpara a los alemanes de él (4).
Los ejércitos de Stalin tomaron Vilna el 19 de septiembre.
.
Benito Mussolini intercedió ante Berlín y París para formalizar la paz, ahora que Stalin se había sumado, conforme al pacto con Hitler, a la guerra. Hitler aceptó la propuesta. Francia dudó, y sus dudas las resolvió Chamberlain, que se negó al diálogo. Faltaba comprobar qué disposición tomaba Inglaterra con respecto a la Unión Soviética.
Encuentro entre alemanes y soviéticoc en Polonia
Neville Chamberlain se dirigió a la Cámara de los Comunes el día 20, explicó: "La actitud del Gobierno Soviético no puede justificarse con los argumentos aducidos por el gobierno de la Unión Soviética". Más adelante, añadió: "Gran Bretaña mantendrá sus compromisos con Polonia y proseguirá la guerra con todas sus fuerzas hasta que sus obligaciones queden ejecutadas". Sin embargo, ni en esos momentos ni más tarde Londres declaró la guerra a Stalin; por el contrario, se alió con él en 1941.
.
Los soviéticos entraron en Lemberg el 21 de septiembre. Los alemanes les cedieron el lado oeste que ya ellos habían conquistado, así como la ciudad de Brest-Litovsk, conforme al pacto sellado por Ribbentrop y Molotov.
Varsovia capituló el día 27. En esta ciudad los polacos se habían hecho fuertes ante el empuje alemán.
Tomada Varsovia, Hitler dispuso concentrar a la población de etnia judía residente en Varsovia y sus proximidades en un barrio cerrado, el ghetto (o gueto).
...........................................
...........................................
.
(1) Los acuerdos firmados en Locarno, 16 octubre 1925, para buscar una salida a las reclamaciones del pueblo alemán acerca de su integridad territorial estaban parados por deseo de las potencias vencedoras en la Gran Guerra. Daladier, de nuevo, daba, ahora, más largas al asunto en el tema de Danzig. En Locarno, los alemanes habían aceptado, por primera vez, las nuevas fronteras con Francia y Bélgica impuestas en Versalles, porque la Sociedad de las Naciones haría un plebiscito en las regiones habitadas casi exclusivamente por alemanes, o austriacos. Resultó ser mentira, nada se realizó, ni siquiera se convocó el referéndum. Leer "MacDonald, Mussolini, Daladier y Hitler"
.
Sello de la juventud
de Alemania
(2) Leer "El Tratado de Versalles"
.
.
(4) Katyn, al final de la guerra pasó a formar parte de la Unión Soviética. Desde esta pequeña población hasta la Polonia actual se formalizó la existencia de Bielorrusia como república constitutiva de la Unión Soviética. Gran Bretaña, y el resto de sus aliados, no sólo no reaccionaron contra la invasión soviética sino que en las Conferencias de Yalta y Potsdam dieron el visto bueno a la acción de Stalin. Hoy,  En la actualidad, Katyn es una población rusa y Bielorrusia una nación independiente.
.
Fotografías de cabecera: Soldados alemanes levantan la barrera de separación con Polonia, comenzaba de esta manera la Segunda Guerra Mundial. La Wehrmacht en Polonia, septiembre de 1939.
La masacre de Katyn
.
Fotografías, en orden descendente:
-Stalin con Von Ribbentrop
-Molotov firma el Tratado, bajo las miradas de Stalin y Von Ribbentrop.
-Artillería ligera polaca
-Sello relativo a la juventud alemana
-Revista Strand y Hitler
-La Wehrmacht desplegada
-Instantáneas de la guerra
-La Wehrmacht desfila en Varsovia
-Cartel de época con el lema "Danzig es alemán".
-Encuentros entre alemanes y soviéticos, en la Polonia conquistada.
-Sello de mi colección, relativo a la juventud alemana. Tanto éste como su pareja son de 1944, y fueron editados para realzar los trabajos voluntarios que llevaban a cabo los jóvenes alemanes no alistados.
.
-Genocidio en Katyn. En un bosque próximo a esta ciudad polanca, en los límites de su frontera oriental, el Ejército Rojo asesinó y enterró a toda la oficialidad polaca presa y a algunos civiles. En la foto observamos la apertura de las fosas realizada por tropas alemanas cuando en 1941, en su avance hacia la Unión Soviética tomaron Polonia Oriental.
nazis y judíos en Vinnytsia
Por otra parte, cuando las tropas alemanas tomaron Kiev, el 26 de septiembre de 1941, asesinaron con un tiro en la cabeza a 33.000 judíos en el barranco de Babi Yar. La "sensibilidad" del "Pacto de No Agresión", disponía de cláusulas ocultas nunca tratadas. ¿Diferencias entre Stalin y Hitler? Stalin asesinaba indiscriminadamente, en la oscuridad y mintiendo; Hitler, todo lo contrario.
Donde "coindicieron" soviéticos y nazis fue en la ucraniana Vinnitsia donde la NKVD asesinó a más de nueve mil ucranianos disidentes al final de década de, 1930, "Masacre de Vinnytsia". Hitler, al tomar la ciudad en septiembre de 1941 asesinó a 28.000 judíos.
.
.
.