11 ene. 2018

La Armada Invencible. Isabel I Tudor y Francis Drake. El Duque de Medina-Sidonia

Tratado de Cateau-Cambrésis
Felipe II durante los algo más de cuatro años que reinó junto a su esposa y tía María, condujo a la hoguera a cerca de trescientos ingleses por no querer reconvertirse al cristianismo.
Felipe II y María dispusieron que Inglaterra fuese aliada de España en su guerra contra Francia. Resultó que al firmarse la paz de Cateau-Cambrésis del 3 de abril de 1559, Felipe II ya no era rey consorte de Inglaterra, y el único perdedor por imposición en el tratado de paz, fue Inglaterra.
.
Los ingleses quedaron con cuentas pendientes con Felipe II. Entonces actuaron de dos maneras. Por medio de sus corsarios intentaban apoderarse de los tesoros que los galeones españoles traían de América, si no podían, los hundían.
Cuando el pueblo de los Países Bajos se sublevó contra Felipe II debido a sus arbitrariedades y el asesinato de los condes de Egmont y Horn,. los ingleses apoyaron la rebelión.
En 1585 Isabel I Tudor dispuso que los sacerdotes católicos tenían que abandonar Inglaterra en el plazo de cuarenta días. Un claro enfrentamiento con el ambito católico.
Por todo ello, Felipe II decidió crear una escuadra que transportara a Inglaterra los ejércitos ubicados en la Península Ibérica y Flandes. Una vez que los tercios desembarcaran en el condado de Kent, Felipe II contaba con el apoyo de nobles británicos, pues  la mitad de la población de la isla profesaba la religión católica.

La Armada Invencible. Gravelinas
.
La Armada Invencible, Gravelinas
óleo de Philip James de Loutherbourg
El mando de la llamada  "La Grande y Felicísima Armada" o Armada Invencible fue encomendada por Felipe II a Alonso Pérez de Guzmán, un noble, muy fiel a la Corona, elegido no por su experiencia naval, sino por su lealtad y elevado número de títulos, entre los que destacaba el de duque de Medina-Sidonia.
La dirección de la flota había sido encargada al almirante Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz y vencedor de la batalla naval de Lepanto, pero su muerte en febrero de 1588 cambió la responsabilidad máxima de la armada en favor de Medina Sidonia.
El título de Armada Invencible fue un apelativo creado y divulgado por los ingleses para engrandecer su victoria y ridiculizar al que fuese su hostil rey consorte, Felipe II.
.
La Armada Invencible

Ruta de la Armada Invencible
y zonas de naufragios
Los preparativos realizados para la invasión de Inglaterra eran de dominio público.
El papa Sixto V ofreció un millón de ducados en oro tan pronto se lograse el éxito de la misión española, con el fin de catequizar a los británicos, separados mayoritariamente de la disciplina de El Vaticano desde el reinado de Enrique VIII..
En 1587, Francis Drake se adentró en la bahía de Cádiz hundiendo a casi toda la flota allí fondeada, que estaba destinada a formar parte de la Armada Invencible.
.
Los barcos  de la armada partieron de Lisboa (Felipe II era en esos momentos también rey de Portugal) el 28 de mayo de 1588 y en días próximos hasta el 31; cuando, la mayoría de las naves llevaban allí ancladas más de un año con una deficiente organización en el suministro y conservación de los alimentos, factor que ayudó a provocar enfermedades entre los marinos y soldados, que por otra parte viajaron hacinados, al ser aprovechada al máximo la capacidad de los barcos, repletos de una infantería que iba a tomar posesión de Gran Bretaña.
Un mes más tarde, la armada apenas había progresado, excepto en el número de muertos debido a las enfermedades y en la dispersión de los barcos debido a un temporal a la salida de Lisboa. Con la debilitada armada fondeada en La Coruña, se pidió a Felipe II que desistiera del proyecto, pues los franceses habían fracasado rotundamente en similar intento en 1559, y entonces el potencial marítimo inglés era menor y España está más alejada de la costa inglesa.
..
Francis Drake y su habitual galeón Golden Hind
hoy, una réplica de él está fondeada en Brixham
El galeón con 22 cañones alcanzaba ocho nudos,
eslora 37 m,  peso 100 tn. Con 80-85 tripulantes
Pero la soberbia imprudente del Habsburgo dispuso que el 21 de julio de 1588 zarparan hacia Inglaterra 30 galeones sobrecargados y 163  barcos armados de transporte de tropas, repletos de hombres de armas y de los necesarios burócratas para administrar Inglaterra. En total los españoles contaban con 13.000 marineros y 19.000 miembros del ejército a los que se unirían 27.000 de los tercios y 30 barcos de transporte recalados en Dunkerque. Los ingleses dispusieron para frenar la invasión de 20 galeones y algo más de un centenar de barcos menores.
.
El 31 de julio se avistaron las escuadras en una zona  al suroeste inglés, desde donde la batalla se fue desplazando hacia el NE por el canal de la Mancha hasta alcanzar aguas de las Provincias Unidas próximas a Gravelinas el 7 de agosto. Tras ocho días de combates, de intensidad en los tres últimos, marcados con una franca derrota española, una fuerte tormenta de verano hizo imposible continuar la batalla, lo que minimizó la derrota de Medina Sidonia
Isabel I Tudor
La escuadra inglesa estuvo comandada con brillantez por Francis Drake y el almirante Lord Charles Howard, secundados por John Hawkins y Walter Raleigh. Además, sus barcos no portaban la enorme sobrecarga de hombres y pertrechos militares sufrida por la armada española. Con pequeñas pérdidas, los buques ingleses se refugiaron de la tormenta en el puerto de Plymouth, con la escala recargarían munición y remozarían algo la marinería. Oportunidad que no se presentaba a la Armada Invencible
.
Considerando solo la ubicación de los ingleses y los vientos dominantes del sudoeste, Medina-Sidonia optó por la solución cobarde y equivocada: los barcos supervivientes españoles, evitando nuevos enfrentamientos, volvieron a sus puertos dando la vuelta por el norte de Escocia y el oeste de Irlanda. A la altura de las islas Shetland un temporal dispersó la flota. A partir de entonces, en el regreso, los barcos, cada vez más maltrechos, sufrieron numerosos naufragios. Solo regresaron 87 naves.
En total, murieron en el combate unos 1.500 españoles y poco más de 200 ingleses. Contabilizando, además, las consecuencias de los naufragios, los náufragos dados por muertos o desaparecidos en Escocia e Irlanda y de una epidemia motivada por el hacinamiento y el estado de los víveres y el agua, las muertes españolas rondaron los 10.000 hombres.
Al año siguiente, cuatro galeras fletadas en Flandes por Alejandro Farnesio rescataron a algunos cientos de españoles refugiados en las costas del oeste de Irlanda.
.
Drake ataca un flanco de la Armada Invencible
Por otra parte, Medina Sidonia no pudo contar con las naves de transporte y los Tercios de Flandes, dirigidos por Alejandro Farnesio, tercer duque de Parma, que no lograron hacerse a la mar en Dunkerque debido al control de salida del puerto ejercido por los ligeros barcos holandeses e ingleses. Los tercios de Flandes hubiesen sido determinantes si se hubiese logrado desembarcar en Inglaterra, pero al no poder realizarse el proyecto, fue una suerte para ellos que no se hiciesen a la mar.
.
Durante la batalla, Francis Drake abordó el galeón "Nuestra Señora del Rosario". Capturó a dos caballeros católicos ingleses y una serie de valiosos regalos otorgados a personalidades católicas inglesas, que prestarían su ayuda cuando los españoles desembarcaran en la región de Kent.
.
Leer Felipe II y Flandes. Francis Drake. Los corsarios ingleses

..........................................................................................