27 oct. 2016

Batallas de Alfambra. Teruel. Belchite y Caspe; previas a la del Ebro

Lema del blog: "NO BUSQUEN LA VERDAD EN PALABRAS O ESCRITOS DE LOS QUE EJERCEN EL PODER O COBRAN POR SU FUNCIÓN AMARILLA"
.
Pasionaria, Valentín González "el Campesino"
 y Manuel Tagüeña Lacorte

                                              La batalla del Ebro    Segunda parte

                                                                Batallas previas


Guerra Civil, fin marzo 1937
El año 1938 se presentó como definitivo para la resolución de la guerra civil española.
El 15 de diciembre de 1937, el Ejército de Levante, bajo la planificación del general republicano Vicente Rojo y el mando directo de Juan Hernández Sarabia, contando con hasta 100.000 soldados, más de 100 piezas de artillería, la 35 Brigada Internacional del general Walter y una Brigada Blindada con cien tanques, dirigida ocasionalmente por el entonces comandante Valentín Ritoré Olmo, atacaron Teruel capital, entrando en la ciudad el 22 de diciembre y tomándola completamente el 8 de enero de 1938. Ciento veinte aviones estaban dispuestos para apoyar el frente abierto en Aragón.
Las fuerzas defensoras de Teruel se cifraban en poco más de 3.000 soldados, capitaneados por el coronel Domingo Rey d`Harcourt, que tras rendirse fue juzgado y fusilado.
.
Brigada Internacional comunista
alemana Thaelmann en Segorbe
Franco dispuso que antes de recuperar Teruel se ocupara la Sierra Palomera, por lo que del 25 de enero al 8 de febrero de 1938 las tropas de Juan Yagüe, el aún coronel Antonio Aranda y la Primera División de Caballería de José Monasterio Ituarte derrotaron en el río Alfambra a los republicanos mandados por Juan Hernández Saravia. Este enfrentamiento, a 25 Km al norte de Teruel, propició que desde el día 8 de febrero, los nacionales con cerca de 600 piezas de artillería atacasen Teruel, recuperándola el 22 de febrero, siendo Aranda con su 1ª de Navarra el primero en entrar en la ciudad. Valentín González "El Campesino" había logrado huir, herido, unos días antes, aunque el mando teórico del ejérciro republicano lo llevó Vicente Rojo.
En los cerca de setenta días de combates por Teruel los republicanos tuvieron 14.000 muertos, 40.000 heridos y perdieron 20.000 soldados hechos prisioneros. Las bajas nacionales alcanzaron los 44.000 soldados.
Una vez asentados, desde Teruel partieron dos unidades nacionales: Varela hacia Sagunto y la de Antonio Aranda y García Valiño camino del norte de Castellón, a la sierra de Espadán y Segorbe, donde encontraron una fuerte resistencia, lo que precisó para ser tomada una serie de bombardeos entre el 2 de julio y el 16 de agosto, causando más de cien muertos entre la población civil.
.
Franco fue reuniendo ejércitos a lo largo de la frontera de guerra en Aragón. Allí convergieron las tropas de Juan Yagüe y su Ejército Marroquí, Fidel Dávila con el Ejército de Castilla, Rafael García Valiño y El Mizziam, Pronto se agregaron el Ejército de Galicia mandado por Antonio Aranda Mata y el de Navarra de José Solchaga Zala.
Batalla de Teruel
Con la msma finalidad también se apostaron la Legión Cóndor, con su aviación, dirigida por Hellmuth Volkman (que había reemplazado a Hugo Sperrle en noviembre de 1937) y el ejército expedicionario italiano, el Corpo di Troppe Volontario, dirigido por el coronel Gastone Gambara que había sustituido a Mario Roatta, pues no había sido buena su dirección en la perdida batalla de Guadalajara. 
.
El Ejército de Navarra con los generales Solchaga y José Iruretagoyena se asentó en el sector Huesca-Ayerbe, en La Hoya-Jaca, mientras que el general José Moscardó cerraba desde Almudébar a Zaragoza, colocándose Yagüe desde Cariñena a Fuertes; el coronel Muñoz Grandes quedó aquí encuadrado. El sector de Daroca estaba controlado por García Valiño y José Monasterio Ituarte.
Los aliados italianos se desplegaron por la sierra de Cucalón. El Ejército de Galicia se concentró en Vivel del Río y Portalrubio, mientras que el extremo del frente fue posicionado por Enrique Varela y el Ejército de Castilla de Dávila, que no entró en acción hasta la Batalla del Ebro.
Todos ellos configuraron el Ejército del Norte dirigido por Fidel Dávila Arrondo desde su puesto de mando situado en Zaragoza, bajo órdenes directas de Francisco Franco.
El 22 de febrero de 1938 los nacionales recuperaron Teruel.

Batallas previas a la del Ebro. Sigue la ofensiva en Aragón
,
Republicanos en Belchite, Agustí Centelles
Una vez conquistada Teruel, a Franco se le presentó la disyuntiva de atacar Barcelona o actuar con más prudencia y seguridad, opción que eligió, avanzando por el Maestrazgo para alcanzar el Mediterráneo dividiendo en dos al contrario. Para esta acción, se creó el Ejército del Maestrazgo bajo el mando de García Valiño.
Simultáneamente al ataque hacia el mar castellonense, se avanzaba en todas las direcciones desde la línea de frente asentada en Aragón, reconquistando, primero, la lindante región zaragozana que habían tomado en 1936 los anarquistas de la CNT-FAI.
Una mala noticia llegó al frente nacional justo cuando se iba a comenzar la ofensiva, el 6 de marzo los republicanos habían hundido el crucero Baleares.

En la madrugada 9 de marzo de 1938 el ejército nacional comenzó un fuerte bombardeo artillero y aéreo, iniciándose la ofensiva. El general Juan Yagüe con su Ejercito Marroquí y apoyado por la Legión Cóndor avanzó imparablemente por la margen derecha del Ebro.
Solchaga y sus navarros encontraron el día 10 cierta resistencia en las ruinas Belchite, defendida por el ejército regular y la XV Brigada Internacional. Con esta conquista de los nacionales el frente quedó roto.
.
Brigada Thälmann en Tardienta, alemanes
seguidores del comunista alemán Ersnt Thälmann

En julio de 1936, Belchite, a 49 Km de Zaragoza, había dado su pequeño golpe de Estado, y se apresó y fusiló a cerca de doscientos izquierdistas. Las columnas anarquistas, destacando la de Durruti, que el 24 de julio de 1936, comenzaron a salir de Barcelona hacia Aragón, alcazaron Bujaraloz en Los Monegros, donde pararon su avance. 
Los republicanos conquistaron Belchite en los combates sostenidos entre el 24 de agosto y 6 de septiembre de 1937. La villa quedó en ruinas. En aquellos días del verano de 1936, las Brigadas Internacionales atacaron más al norte, llegando a la oscense Tardienta, a 75 Km al noroeste de Bujaraloz, zona que los nacionales recuperaron el 19 de octubre de 1936.
.
El Ejército de Galicia en su progresión se apoderó de Montalbán, el 13 de marzo por medio de Aranda, y Utrillas con sus minas de carbón.
Los italianos del Corpo Troppe Voluntarie tomaron Rudilla y colaboraron para vencer la dura resistencia que la 35ª División del general Walter presentó en Alcañiz.
El 17 de marzo, las divisiones de Fernando Barrón, Muñoz Grandes y Bautista Sánchez tomaron Caspe ante una fuerte oposición. En Caspe, Vicente Rojo había establecido su cuartel general. Ocho días duró la ofensiva.
.
A partir del 26 de marzo, Solchaga e Iruretagoyena se dirigieron, con éxito, a la región pirenaica de Huesca y Lérida, capturando las centrales hidroeléctricas.
Lérida se tomó el 3 de abril y Tremp el día 7.
José Monasterio, su carga de caballería
en Alfambra es la última dada en España
El 17 de abril el coronel Antonio Sagardía Ramos del ejército de Navarra avanzó por el Segre y capturó el valle de Arán. En el cumplimiento de su misión, Sagardía se caracterizó por su dureza de trato con los vencidos.
Tras la toma de Teruel, un cuerpo de ejército bajo el mando de Varela se dirigió hacia Sagunto. Otro ejército con Aranda y García Valiño se encaminó a la sierra de Espadán y Segorbe, donde encontró una fuerte resistencia.
Entre el 26 de mayo y el 15 de junio García Valiño y Aranda entraron en Vinaroz, Torreblanca, Torrenostra y Benicarló, a la vez que Iruretagoyena se apoderaba de Vich. El Ejército del Maestrazgo entró en Castellón de la Plana el 14 de junio.
.
Para detener el avance nacional, los republicanos volaron los puentes precisos en el río Ebro.
Una vez eliminados (matanza gubernamental de mayo de 1937 contra CNT, FAI y POUM) los "partidismos suicidas", según palabras de Juan Negrín, se organizó un ejército republicano con cien mil hombres debidamente entrenados, más de cien aviones soviéticos con servidores y más de trescientos tanques y piezas de artillería bajo el mando de Vicente Rojo, Juan Modesto, Enrique Líster y el teniente coronel Manuel Tagüeña Lacorte. Las Brigadas Internacionales quedaban representadas, sobre todo, por la Brigadas Garibaldi y Marsellesa dirigidas por el comunista alemán Hans Kahle.
De esta forma se presentó el 25 de julio de 1938.

Barcelona, milicianos de CNT, camino de Aragón 1936

                                       Planteamiento político. Circunstancias
.
Milicianas en Aragón 1936, Agustí Centelles
La participación de los combatientes extranjeros en la guerra civil española quedó mediatizada por la Sociedad de las Naciones, donde una propuesta del conde Ciano, ministro de Asuntos Exteriores de Italia, para la retirada de extranjeros quedó aprobada con fecha el 16 de abril de 1938. Pero esta política de "No Intervención" no fue aceptada por el gobierno del Frente Popular español, que por medio de Julio Álvarez del Bayo propuso la "Intervención".
El Comité de "No Intervención" estaba establecido en Londres bajo el control de Anthony Eden, Secretario de Estado del Foreign Office durante las administraciones de Stanley Badwin y Neville Chamberlain. Winston Spencer Churchill, ferviente anticomunista, con el Partido Conservador apoyaba la postura de la No Intervención.
.
Fidel Dávila
El 13 de mayo se reunió de nuevo el Consejo se Seguridad de la Sociedad de las Naciones en Ginebra. Álvarez del Bayo expuso: "Al gobierno español y a su pueblo se le impide, contra toda razón, procurarse material de guerra necesario,,,,". Se efectuó la votación pertinente. A favor de la Intervención votaron la Unión Soviética y el gobierno de la República de España. Los otros trece países con derecho a voto adoptaron la postura de No Intervención. 
Se concretaron fechas de retirada de combatientes, que comenzaron a abandonar España el 23 de septiembre. A primeros de octubre la retirada de tropas extranjeras quedó ultimada.
El paso del Ebro realizado por los republicanos fue celebrado por su prensa. Antonio Machado trató con elogios al soldado republicano en un artículo publicado el 23 de octubre de 1938 en "La Vanguardia de Barcelona", órgano oficial de la República instalada en aquellas fechas en la capital catalana.

                                                          FIN  DEL  ARTÍCULO
..................................................................................................................
............................................................................................

"Al pie del cañón", Belchite, óleo de Ferrer-Dalmau

Carga de la cabalería de José Monasterio en Alfambra, óleo de Jose Ferre Clauzel

25 julio 1936, milicianos de la Columna García Oliver parten hacia Aragón
Julio 1936. la sindical CNT parte de Barcelona, Via Layetana, hacia Aragón

Posición de los nacionales en el Alto Aragón, finales 1936


Belchite, antes de la batalla

Belchite antes de la batalla, destaca la iglesia de San Martín de Tours
Ruínas de Belchite y de la iglesia de san Martín de Tours

Belchite, iglesia San Martín destruída, foto de Herraez



Belchite, San Martín antes de su destrucción

Mapa de Teruel con las zaragozanas Caspe y Belchite
Teruel.  Hernández Saravia, con gorro, y el general Walter


Belchite, republicanos por Agustí Centelles
Belchite, republicanos  foto Agustí Centelles

Belchite, entrada de los republicanos

Belchite destruida. Restos de la iglesia de san Martín de Tours

Belchite, tras la batalla

Tanques republicanos en Teruel

La Brigada Thälmann en Segorbe
Belchite  Getty Images

Requetés de Álava 

Artillería republicana en Tardienta, por Gerda TaroLa oscense Tardienta quedó en 1936 en la frontera de la guerra
El general Rafael García Valiño, comandante de la Primera División
 de Navarra, creada el 6 noviembre 1937 en Teruel.  Getty Images
Caspe, entrada de los nacionales

Belchite, archivo Ayuntamiento Zaragoza

Teruel, entrada de los republicanos
 Durruti parte hacia Aragón, pero era mayor su deseo de aplicar el marxismo en
la producción que tomar Zaragoza, débilmente defendida. Por eso no pasó de Bujaraloz

Las Brigadas Internacionales en Teruel
El frente en Aragón en La Vanguardia de Barcelona

Belchite, republicanos
Belchite, Hemingway corresponsal de guerra

Belchite, trinchera, republicano alcanzado por fuego de artillería


Leer la primera parte, "La Batalla del Ebro. Fundamentos y antecedentes"


Continúa en  "El paso del Ebro"
.
La batalla del Ebro. Gandesa
...............................