4 jun. 2013

No Pasarán. Puente de los Franceses. Sebastián Pozas y Vicente Rojo. Batalla en la Ciudad Universitaria.

El general Emilio Mola, con gabardina, en una de sus últimas fotos
enlace con el índice clasificado de artículos
enlace con los artículos recomendados
Enlace con el capítulo anterior: "Batalla en la sierra de Guadarrama"
.
Leer "Mi postura acerca de los responsables de la Guerra Civil"
.
Leer: "El Alzamiento Nacional fue proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República del Frente Popular Español"
............................................................................
Tabor de regulares en San Martín de Valdeiglesias, acercándose a Madrid
                                                              Capítulo Diecinueve
.
Un tabor de regulares
El verano de aquel difícil 1936 finalizó su azarosa existencia marcando un equilibrio de fuerzas en la sierra madrileña  y con la toma, por el ejército nacional, del Alcázar de Toledo y la ciudad imperial durante los días 27 y 28 de septiembre.
La entrada del otoño se presentó silenciosa, quieta, en las montañas de Madrid, pero desvelada en el sur de la capital, a causa del avance hasta ella de la milicia nacional dirigida por Juan Yagüe proveniente de Sevilla, vía Badajoz, Toledo y Talavera de la Reina 
Llegado el momento, que se suponía crucial y esperándose que fuese definitivo, Francisco Franco y Emilio Mola decidieron asaltar Madrid desde el sur, simultaneando esta operación con la eliminación de las bolsas frentepopulistas en el sur de Ávila y el oeste de Madrid, objetivo necesario para disponer de una adecuada comunicación entre la dominada zona al norte y las tropas que debían asediar Madrid.
Sin embargo, existió un factor determinante difícilmente previsible para Franco y Mola: la urgente ayuda recibida por el gobierno del Frente Popular en forma de voluntarios internacionales y la aparición en los cielos españoles de los  aviones de combate soviéticos familiarmente apodados  "Mosca".Pronto llegarían tanques y armamento ligero.
.
                                                  Eliminación de las bolsas enemigas
.
El general Sebastián Pozas, en Time
El 3 de octubre, el general Emilio Mola puso en acción el plan consistente en suprimir las posiciones de los milicianos en el sur de Ávila y tratar de embolsar a la columna del capitán Rafael López Tienda, ubicada en el oeste de Madrid. La operación contaría con la colaboración del Ejército del Sur, que cerraría el paso a los republicanos en su previsible retirada.
A tal efecto, partió de Ávila la Columna Merlo con soldados de reemplazo, falangistas, voluntarios y una batería de 75mm., flanqueada en su derecha por la Columna Santa Pau. En su progresión encontró en Navalperal de Pinares la línea defensiva que había organizado Julio Mangada. Hasta el día 8 no se venció la resistencia, tomando a continuación Las Navas del Marqués. De esta forma, el lado norte de la bolsa quedó cerrado.
.
Por el oeste de Madrid y sureste de Ávila, avanzó Antonio Castejón con sus regulares destino a Cebreros, donde logró entrar el día 10.
Pero las columnas de los teniente coroneles Carlos Asensio Cabanillas y Francisco Delgado Serrano no pudieron prosperar conforme lo planificado, al encontrar una suficiente resistencia  por parte del capitán Rafael López-Tienda cuyas fuerzas iniciales se acababan de reforzar con la llegada de voluntarios italianos y polacos, componentes de las Brigadas Internacionales.
López-Tienda fue retrocediendo con orden en el trayecto que une Peguerinos con Robledo de Chavela, El Escorial y Chapinería, hasta lograr integrar su unidad en la defensa de Madrid. López-Tienda moriría días después en los combates desarrollados en las afueras de la capital.
.
                                            Ataque a Madrid. Puente de los Franceses
.
José Miaja y Vicente Rojo, Lluch 
El Ejército del Sur dirigido por José Enrique Varela, secundado por Juan Yagüe y Mohamed El Mizziam, se puso en marcha el 1 de octubre, y tras tomar Brunete, Pinto, Getafe, Alcorcón y Leganés alcanzó la Casa de Campo madrileña el 7 de octubre. Pero a partir de ese momento la progresión fue muy lenta, tardándose seis días en abordar el Puente de los Franceses. En este lugar actuaron con relevancia por primera vez los voluntarios extranjeros encuadrados en las Brigadas Internacionales. Las tropas nacionales no lograron cruzar el río Manzanares.
Durante los días 15, 16 y 17 la nueva fuerza aérea nacional bombardeó sitios estratégicos de Madrid, fallando en su intento de eliminar el centro de comunicaciones situado en el edificio de Telefónica, en la Gran Vía. Poco tiempo después también fueron bombardeadas estaciones de ferrocarril, sobre todo la del Norte, y depósitos de gas en Getafe. La mayoría de los aviadores eran alemanes; entre los españoles figuró Joaquín García Morato.
Por su parte, los aviones del Frente Popular bombardearon la base de Talavera de la Reina, tomada por los nacionales en el avance que partiendo de Badajos había alcanzado Madrid. Entre la minoría de pilotos españoles de la aviación del Frente Popular sobresalió Ignacio Hidalgo de Cisneros, quien meses después estuvo involucrado en el rapto, tortura y muerte de Andrés Nin.
.
En julio de 1936, el Frente Popular Francés gobernaba Francia. El presidente, el comunista Léon Blum, y el ministro del aire, Pierre Cot, vendieron a la república española del Frente Popular, durante los primeros días de la guerra, aviones de combate: cazas y bombarderos.

Niños jugando a ser milicianos en Lavapiés, Madrid
A primeros de agosto, llegó a Madrid "La Escuadrilla España", compuesta por veinte pilotos, voluntarios o mercenarios, y organizada por el escritor y piloto francés André Malraux, pero dirigida por Abel Guidez, que fue derribado y muerto en septiembre de 1937 bajo los cielos asturianos.
Los Junker-52, así como los caza Fiat del ejército de Franco, dejaron de actuar cuando a partir del 5 de noviembre entraron en acción los cazas Polikarpov 1-15 (con menor potencia de fuego que los Fiat, pero con mejor capacidad de maniobra  y más rápidos) y, más aún, cuando el 13 de noviembre llegaron los más modernos Polikarpov 1-16; ambos modelos pilotados por expertos aviadores soviéticos, bajo el mando del general Yakov Smushkievich alias "Douglas".
Cuando se linchó a un piloto nacional derribado, Miaja, en carta abierta pidió a los milicianos que en posibles nuevos casos, se tratase con respeto al aviador antes de ser entregado a las autoridades.
.
Tanque T-26 y miembros de las Brigadas Internacionales
El 15 de octubre habían arribado a Cartagena cincuenta tanques soviéticos del modelo T-26 junto con "asesores militares" y miembros de las Brigadas Internacionales, que de inmediato fueron incorporados a la defensa de Madrid, donde el 19 llegaron las primeras unidades. Se creó un cuerpo de tanquistas a nivel nacional, dirigido por el coronel soviético Dimitri Paulov, alias "Pablo", ayudado por Nikolai Aleksandrovich, muerto durante las batallas de Madrid.
El general Sebastián Pozas Perea, jefe de la Junta de Defensa de Madrid, dirigió la resistencia en colaboración del general José Miaja Menant y el, entonces, coronel Vicente Rojo Lluch. Miaja sustituyó a Pozas en el cargo a primeros de noviembre.
Vicente Rojo está considerado como el militar más competente del Frente Popular, llegando a ser el jefe del Estado Mayor del Ejército. Su realismo sobre la evolución de la guerra le llevó a demandar, bajo amenaza de dimisión, un esfuerzo ofensivo final, definitivo: la batalla del Ebro.
El 29 de octubre, Pozas y Miaja, con los refuerzos recibidos, contraatacaron en Seseña, y Varela tuvo que retroceder. Franco y Mola decidieron olvidarse de tomar Madrid por ese camino, era imposible.
.                                                      
                                                                Capítulo Veinte
                                                   Batalla en la Ciudad Universitaria
.
XII Brigada Internacional, belgas y franceses del Batallón
de la Comuna de París. Ciudad Universitaria. Medicina,
foto realizada por Robert Capa
El 8 de noviembre de 1936, Franco, Asensio Cabanillas y Francisco Delgado iniciaron una ofensiva sobre Madrid, que partiendo de los aledaños de la Casa de Campo, continuó en la Ciudad Universitaria, en el noroeste de la ciudad. Sus tropas sólo eran, en número, un tercio de las defensoras dirigidas por José Miaja, Vicente Rojo, el judío austriaco Manfred Stern "Emilio Kléber" con su XI Brigada o Brigada Thaelman y la XII Brigada o Brigada Garibaldi mandada por el húngaro "Paul  Lukács", seudónimo de Béla Frankl, quien murió en combate al año siguiente en Huesca El italiano Luigi Longo, alias comandante Gallo, ejerció de comisario político durante la batalla, en la que también intervino como agregado militar el prestigioso bielorruso Vladimir Gorev, que había colaborado con LeónTrotsky y su Ejército Rojo; y también estuvo bajo las órdenes de Lenin, Stalin y Mao Tse-Tung.
.
Asesinos milicianos fusilaron a civiles en la Casa de Campo
cuando se combatía en Madrid con éxito frentepopulista
La columna dirigida por el anarcosindicalista madrileño Cipriano Mera había ayudado al teniente coronel Ildefonso Puigdendolas a tomar Alcalá de Henares y Guadalajara. Por separado, Mera se dirigió a Cuenca, donde venció la resistencia ofrecida por la Guardia Civil local.
A continuación, el 9 de noviembre la columna de Mera acudió a la defensa de Madrid; atravesó el puente de San Fernando, batido por el fuego nacional, y días después llegó en su progresión hasta la base del cerro Garabitas, donde fue frenado por las firmes defensas nacionales. En esta campaña, Mera perdió 350 hombres, un tercio de su fuerza de combate.
.
Duros combates jalonaron la semana comprendida entre el 8 y el 15 de noviembre, en la que los nacionales tomaron la Casa de Campo madrileña, asentando en ella tropas y fortificaciones.
Entre los días 10 y 13 se luchó por la posesión del Cerro Garabitas. Finalmente, las tropas del general Varela vencieron a los voluntarios de la XI Brigada Internacional. Un intento de la Columna Durruti para reconquistar la cota, falló. Esta derrota de la Columna Durruti marcó su porvenir inmediato, pues desde entonces los voluntarios anarquistas rehuyeron el combate. Los recientes problemas habidos en Barcelona entre el poder y Durruti, considero, influyó en esta actitud (1).
Voluntarios de las Brigadas Internacionales
en la Casa de  Campo, noviembre 1936
El Cerro Garabitas quedó en poder de los nacionales hasta el final de la guerra; durante ella y desde esta altura, se bombardeaba esporádicamente la ciudad buscando derribar la central republicana de comunicaciones, que continuaba ubicada en las alturas del edificio de la Telefónica de la Gran Vía. Nunca acertaron, pero las bombas causaron destrucción, muerte y pánico en la zona.
.
El día 15 de noviembre, al amanecer, el III tabor de Alhucemas bajo el mando de El Mizziam, seguido por el III tabor de Tetuán cruzaron la Casa de Campo, y atravesando el río, llegaron a la Ciudad Universitaria, ocupando la facultad de Arquitectura, sin demasiada oposición, pues la Columna Durruti encargada de la defensa huyó con precipitación. Este edificio marcó hasta el final de la guerra la separación de los dos bandos contendientes.
Continuando con la progresión, los dos tabores tomaron la Casa de Velázquez, donde una formación húngara de la XI Brigada Internacional fue arrasada, lo que permitió a los nacionales tomar Agrónomos y el palacio de la Moncloa.
El 17 de noviembre la 6ª Bandera de la Legión y los tabores I y III de Alhucemas alcanzaron el Hospital Clínico, lugar donde volvió a huir la Columna Durruti sin apenas presentar batalla
La XV Brigada Internacional o Brigada
Lincoln en Brunete. 1937
.
La llegada al frente de la XII Brigada Internacional, equipada con tanques soviéticos del modelo T-26, y la presencia de aviones Polikarpov, frenaron el avance de las tropas nacionales, que el día 23 se vieron obligadas a retroceder  hacia posiciones seguras, donde se fortificaron.
.
El día 20 fue herido mortalmente, por orden gubernamental (es la versión más verosímil) el líder anarquista Buenaventura Durruti, que si bien se había distinguido con su columna en Aragón, no sucedió lo mismo en la defensa de Madrid, donde se les exigió en exceso, mientras las amplias milicias comunistas y socialistas madrileñas, así como las fuerzas de seguridad, quedaron aparcadas en segundo término, en la retaguardia. Además, los anarquistas ya estaban enfrentados abiertamente con el gobierno del Frente Popular, que a esas alturas de la guerra dependía de los deseos y órdenes de Stalin. Por otra parte, Durruti acababa de oponerse en Barcelona a la militarización de las milicias anarquistas. A título póstumo, Buenaventura Durruti fue nombrado teniente coronel por el gobierno, una forma de contentar y militarizar a sus seguidores anarquistas.

Trinchera en la Casa de Campo, cerca de la
Ciudad Universitaria madrileña
El día 23 de noviembre de 1936, Franco desistió en continuar con la ofensiva, fortificando sus posiciones al oeste-norte de la capital.. La defensa de Madrid había confirmado como bueno el lema "No Pasarán".
. 
En mayo de 1937, los comunistas y socialistas catalanes del    partido   PSUC, conjuntamente con las fuerzas de seguridad de Barcelona y Valencia, masacraron en Cataluña tanto a los numerosos anarquistas como a los militantes del POUM.  (Leer "Stalin vs Trotsky. PSOE-PCE vs POUM-FAI-CNT. Andreu Nin").

(1) Leer "Buenaventura Durruti y Aragón"
...............................................................................
...............................................................................

Polikarpov I-16 de la República del Frente Popular. El popular "mosca"

Canción popular "Puente de los Franceses"
.
¡No Pasarán! musical de
Roy Gaynor que se estrenará en breve
Puente de los Franceses
puente de los Franceses
puente de los Franceses
mamita mía nadie te pasa, nadie te pasa.
Porque los milicianos
porque los milicianos
porque los milicianos
mamita mía que bien te guardan, que bien te guardan
Por la Casa de Campo
Por la Casa de Campo
Por la casa de Campo
mamita mía y el Manzanares, y el Manzanares
Quieren pasar los moros
Quieren pasar los moros
Quieren pasar los moros
mamita mia no pasa nadie, no pasa nadie
Madrid ¡que bien resistes!
Madrid ¡que bien resistes!
Madrid ¡que bien resistes!
mamita mía los bombardeos, los bombardeos
De las bombas se ríen
de las bombas se ríen
de las bombas se ríen

mamita mía los madrileños, los madrileños.
.
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
--------------------