1/3/2009

Franco, Stalin, Antonov-Ovseenko y los judíos

Francisco Franco, el príncipe Juan Carlos, Luis Carrero Blanco y
Torcuato Fernández Miranda, en el Valle de los Caídos.. Detalles, abajo
Leer: "El Alzamiento Nacional fue proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República del Frente Popular Español"
.
.....................................................................................
.
Las naciones sólo en contadas ocasiones han sabido separar entre la actividad que llevan a cabo unas pocas personas y la que realiza el resto mayoritario de una determinada etnia o minoría.
Judíos ante el Muro de las Lamentaciones. Jerusalén
La radicalidad de algunos judíos que intentaron trocar la Europa cristiana por otra comunista e internacionalista, no tiene nada en común con la ejecutoria de la mayoría de judíos, que sufrieron una represión asesina por parte del nacionalsocialismo.
El nacionalsocialismo de Adolf Hitler no distinguió entre estos dos citados grupos de judíos. La España Nacional  los diferenció en aquella época, años 30 y 40 del siglo pasado, cuando naciones europeas que también pudieron tomar esa misma determinación no lo hicieron. Inglaterra y Suiza destacaron en esta postura negativa.
.

                                                         Algunos judíos en la guerra civil española
.
El ABC, editado en Sevilla, del 14 de octubre de 1938 publicó un editorial titulado: "El judaísmo aliado de la anti-España".
Fue divulgado una vez que se marcharon de España los combatientes extranjeros, conforme a una disposición del ·Comité de No Intervención", promulgada muy a pesar de Stalin y Juan Negrín,. Entre aquellos voluntarios foráneos estaban los componentes del Batallón Lincoln o Brigada Lincoln, constituido en su mayoría por judíos comunistas estadounidenses. Sin embargo, el mayor número de judíos combatientes los aportó Polonia; estando todos ellos encuadrados en las Brigadas Internacionales.
.
La fecha de la publicación del titular del citado ABC es también posterior al mitin celebrado el 21 de agosto de ese año en el Madison Square Garden de Nueva York, con la doble finalidad de denunciar la política hitleriana con los judíos y de encauzar la opinión pública norteamericana en favor del gobierno estalinista del Frente Popular, el nacido el 16 de febrero de 1936, en su lucha con la llamada España nacional.
El artículo explicaba:
"(...) El hebraísmo mundial está en España al lado de los bolchevistas de Barcelona (...), puso al servicio de los rojos todo su poderío, todo su oro, toda su enorme influencia en las organizaciones sectarias del mundo entero y en los internacionalismos revolucionarios y demoledores.
Millares de judíos afluyeron de las cinco partes del mundo en socorro de los rojos. (...) Judíos como Rosenberg, Kleber, Klzof y el general Leonido y los coroneles Filipendo, Tchetfchenko, Grigorief y Nikolas (...)
Eisenhower y Franco. Madrid 1959
Judío era también Antonoff Aveseenko (se refería a Antonov-Ovseenko, su identidad más conocida), ex cónsul ruso en Barcelona que se adueñó de la voluntad de Companys, asistía a los Consejos de Ministros, controlaba todos los actos del Gobierno rojo, organizó la checa en Barcelona, suprimió a los jefes anarquistas y se erigió en verdadero dueño del país hasta que, después del desastre rojo en Teruel, fue llamado a Moscú y ejecutado como lo que era: un judío convertido en el más sanguinario de los animales.
La Organización Sionista Internacional prestó su ayuda eficazmente a los agentes marxistas en el extranjero y organizó en todo el mundo oficinas de reclutamiento, dirigidas por judíos, como esos miserables Piet y Emil Ackerman, que murieron más tarde en el frente de Madrid mandando una brigada de judíos belgas".
El artículo terminaba con una arenga, algún exceso propio de las circunstancias propiciadas por la guerra y un recuerdo a los Reyes Católicos.
.
El nacido ucraniano Vladimir Antonov-Ovseenko había participado en las revoluciones de 1905 en la Rusia de Nicolás II. Se dio a conocer en el mundo por ser el dirigente que llevó a los voluntarios de la marina y el ejército de tierra a la toma del Palacio de Invierno en la Revolución de Octubre, en San Petersburgo.
Desde esas fechas provenía sus buenas relaciones de amistad y poder con el también judío y ucraniano León Trotsky, quien le confió el Ejército Rojo que combatió, con éxito, en Ucrania para que esta nación se convirtiese en una República Socialista vinculada con Moscú.
En los primeros días de nuestra guerra civil, Stalin le nombró cónsul general destacado en Barcelona. Tras los sucesos de mayo de 1937, en los que Ovseenko justificaba la lógica postura de Largo Caballero con respecto a los anarquistas y al POUM, y la derrota en Teruel, Ovseenko fue llamado a Moscú, donde se le acusó de ser troskista (Stalin ya había roto sus relaciones con Trotsky) y responsable de la mala evolución militar en España. Su condena, ser  fusilado.
El general Leónidas Eitingon, alias "Leonido", fue enviado por Stalin a España para cooperar militarmente con el general húngaro Erno Gerö (alias "Pedro", colaborador de Bela Kun en la revolución comunista húngara, al finalizar la Gran Guerra) y para dirigir los servicios de información. Él fue la persona que diseñó el asesinato de Trotsky en México. Su relación con la familia comunista catalana Mercader valió para que Ramón fuese el elegido para acabar con la vida de Trotsky. Leónidas también fue "depurado" y ejecutado por orden de Stalin.
.
Marcel Rosenberg,  nombrado por Stalin embajador en Madrid, se incorporó al cargo a finales de agosto del 36. Organizó con el gobierno de Largo Caballero la ayuda militar y armamentística de la Unión Soviética con cargo a las reservas de oro del Banco de España. En 1937 fue "depurado" y, se cree, ejecutado. Jacobo Gaikis sustituyó a Rosenberg en la embajada española.
El judío bielorruso Alexander Orlov es considerado como el principal responsable de la represión de mayo de 1937 en Barcelona, de la captura y asesinato de Andrés Nin y de la defenestración de Largo Caballero, y más tarde de Indalecio Prieto. Para llevar a cabo todos estos actos, daba las instrucciones precisas al Partido Comunista de España, por medio de José Díaz y Jesús Hernández sus interlocutores más válidos.
Orlov, general soviético y miembro destacado de la policía secreta del Kremlin, la NKVD, había llegado a Madrid en septiembre de 1936 con la misión de negociar con el gobierno de la República el precio en oro del armamento soviético que se estaba entregando.
Orlov, llamado por Stalin a Moscú en julio de 1938, huyó dirigiéndose a Canadá en primera instancia, camino de Estados Unidos.
.
Emilio Kléber fue el comandante en jefe de la XI Brigada Internacional que luchó en Brunete y Belchite. Dirigiendo las Brigadas Internacionales jugó un papel importante en la defensa de Madrid, en las batallas dadas en sus proximidades. Poco tiempo después de la retirada de las Brigadas en España, fue condenado a trabajos forzados hasta su muerte, a consecuencia de una de las "purgas" ordenadas por Stalin.
El judío alemán Hans Beimler, organizó durante los primeros días de la guerra la Centuria Thaelmann, en recuerdo del líder comunista alemán, que en esos momentos sufría pena de prisión. La Centuria, que se distinguió en el frente de Aragón, quedó encuadrada en las Brigadas Internacionales. Beimler murió en las primeras batallas por la toma de Madrid.
....
........................      ... ..   El nacionalsocialismo, Europa y los judíos
.
La Filarmónica de Berlín dirigida por
Wilhelm Furtwängler con
la asistencia de Goebbels
No justifica el enorme odio de los nacionalsocialistas hacia los judíos el hecho de que Karl Marx fuese judío y que un movimiento marxista radical dirigido por los judíos Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg, en otoño de 1918, intentara establecer una Dictadura del Proletariado en Alemania, a través de una República Socialista Libre, conforme proclamó Liebknecht cuando asaltó el Palacio Imperial berlinés (1). La reacción conjunta de socialdemócratas y nacionalistas logró anular esta sublevación en un momento muy delicado en la vida del pueblo germano. Tampoco justifica la  gran animadversión el hecho de que otras sangrientas revoluciones dirigidas por judíos, en meses posteriores a la derrota alemana en la Gran Guerra, comprometieran el futuro cultural y económico de la nación alemana.
.
Según Julio Caro Baroja en su obra "Los judíos en la España moderna y contemporánea", el odio a los judíos rememoraba pasadas hostilidades oficiales y populares. Se compendiaba el antisemitismo tradicional y cultural en cuatro motivos principales, atendiendo a características de los judíos que marcaban las diferencias con el resto de la población cristiana:
a) Razones religiosas, en las que se incluye el asesinato de Cristo.
b) Cuestiones económicas: usura.
c) Causas sicológicas: inteligencia particular, soberbia.
d) Características físicas peculiares: barbas, nariz grande, carácter ingrato, traidor, cobarde, mentiroso".
Caro Baroja explica que estas manifiestas discrepancias las sentían las gentes cristianas del medievo. Estas divergencias, unidas a la ignorancia y al sectarismo, no exento de racismo, de aquellos tiempos dieron lugar, en Europa, a gravísimas injusticias cometidas con los judíos.(4).
.
Por su parte, William Shakespeare había recogido, tres siglos y medio antes, las características citadas por Caro Baroja, personalizándolas en el judío Shylock en su obra teatral "El mercader de Venecia", publicada en el año 1600. Flaco favor hizo Shakespeare a la condición de las colonias europeas de judíos, especializados en los negocios de préstamos. Desde luego, Shakespeare no sólo perjudicó a los judíos de entonces, sino que debido a su fama, a los de todos los tiempos posteriores.
.
Italianos y suizos echaron la culpa de la peste negra de 1348 a los judíos, estando el origen de la agresión en Toledo, lugar donde se inventó el pertinente veneno, según el bulo popular que se extendió tan rápido como la peste. El exterminio de esta etnia comenzó en la región del lago Leman y continuó por otras muchas ciudades de Europa Central. El papa Clemente VI, en Avignon, condenó los masivos asesinatos.
En España, la matanza de judíos alcanzó su grado máximo en Sevilla en1391; y con hostilidad oficial y popular se continuó, siendo reseñables la masacre realizada en 1449 en Toledo y el establecimiento de la Inquisición en 1451, motivado por la petición formulada por Juan II al Papa.
.
En 1492, los Reyes Católicos redactaron un edicto de expulsión, aplicado a los judíos, dejando como alternativa la conversión al catolicismo y la integración con el resto, la mayoría de los españoles, con el sentimiento y voluntad de esa gran mayoría social, con los mismos derechos y deberes, sin formar un grupo aparte (conforme se comportaban) fuera de la unidad nacional cuando, dejada atrás la larga y oscura Edad Media, se estaba configurando con rapidez la Europa Occidental moderna de las naciones, la Europa del progreso, cultural y técnico. A raíz del edicto se generalizó la figura del judío converso.
En aquella Alemania del nacionalsocialismo, después de la publicación de las antisemitas Leyes de Nuremberg de septiembre de 1935, se acrecentó la emigración de judíos alemanes, hecho iniciado con la llegada al poder de los nacionalsocialistas; siendo Albert Einstein el más destacado entre ellos. Los Estados Unidos de Norteamérica fue el país que recibió más emigrantes.
Y es que el nacionalsocialismo no sólo no dio la lógica oportunidad de integración a los judíos, sino que los consideró muy inferiores al resto de los alemanes, cuando las diferencia entre judíos y no judíos era, en comportamiento y radicalidad religiosa, pequeña. Sin embargo, todavía en 1935 Adolf Hitler se limitaba a expulsarlos, no los asesinaba; el Holocausto no se avistaba.
El 9 de noviembre de 1938 se enterró al diplomático alemán Ernst von Rath, asesinado en la embajada de París por un judío polaco. Esa noche, "noche de los cristales rotos", inició un periodo de siete días en los que se asesinó a varias decenas de judíos, en Alemania, y en el cual se destrozó la casi totalidad de los negocios que éstos poseían.
.
Poco tiempo después comenzaron las deportaciones de judíos a los campos de concentración de Dachau y Buchenwald conforme a la planificación dirigida por Joseph Goebbels y Reinhard Heydrich.
Años más tarde estos campos, y otros nuevos, se transformaron en instalaciones de exterminio después de que en julio de 1941 Hermann Göering encargara a Heydrich llevar a cabo la redacción de un proyecto de ley para la "Solución Final" al problema judío; ley que poco más tarde autorizó poner en marcha Heinrich Himmler. Ley conocida por "Aktion Reinhard".
Heydrich fue asesinado por guerrilleros en Praga en mayo de 1942. Goebbels se suicidó durante los últimos días de la guerra (1).
La llegada y evolución de la Segunda Guerra Mundial, con el necio y visceral ataque de Hitler a la Unión Soviética de Stalin, fue acompañada de un brutal desarrollo antisemita en Alemania y sus dominios, que culminó en el Holocausto.
.
.................... .....    ....     . Ayuda del régimen de Franco a los judíos
.
Judíos en Nueva York
El régimen del dictador Francisco Franco durante la Guerra Mundial, bien fuese por convencimiento o bien por agradar a Estados Unidos (postura política que adoptaba con claridad conforme avanzaba la guerra) salvó de la deportación a los campos de exterminio a varias decenas de miles de judíos, a los que proporcionaba la documentación precisa para que fuesen considerados como españoles, y se les ayudaba, además de llegar hasta España desde Hungría a través por Francia, a pasar desde España a América, directamente o utilizando a Portugal como parada intermedia. A veces, el destino era Marruecos.
En cualquier caso, el régimen de Franco supo separar la idea del judío persona y la del judío comunista o masón. Estos dos grupos configuraron una minoría social, al fin y al cabo.
El agradecimiento de los judíos a Franco se recordó en diversos escritos o palabras dichas públicamente, así como en determinados actos.
El rabino Chaim U. Lipschitz, de Brooklyn, publicó en el Nesweek de febrero de 1970, lo siguiente:
"Tengo pruebas de que el jefe del Estado español, Francisco Franco, salvó a más de sesenta mil judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Ya va siendo hora de que alguien dé las gracias a Franco". Lipschitz escribió el libro: "Franco, Spain, the Jews and the Holocaust".
En parecidos términos de elogio se expresó von Mühlen en su "Huida a través de España y Portugal" y Enrico Deaglio en su "La banalidad del bien", "La banalita del bene"; obra que narra las peripecias del comerciante italiano Giorgio Perlasca en el consulado español de Budapest para salvar la vida a judíos, sobre todo sefarditas, apoyándose en el aparato logístico ya existente a tal efecto en los últimos meses de la administración pro alemana del regente Miklós Horthy.
.
The American Shepardi Federation, ASF, en un artículo escrito en su publicación oficial al morir Franco recordaba que cuando éste recibió al entonces todopoderoso Hitler en la frontera de Hendaya, octubre de 1940, "se negó a satisfacer cualquiera de las peticiones de Hitler, incluida la entrada en vigor de cualquier legislación anti-judía", y que "a principios de 1945 Franco permitió a la Agencia Judía que actuara en territorio español para facilitar la inmigración ilegal a los supervivientes de los campos de concentración a Palestina, donde por entonces los británicos impedían la emigración judía".
Y después de relatar otras muchas y buenas relaciones entre la España de Franco y la comunidad judía, concluía: "En el Sabat Vayislah, 22 de noviembre de 1975, los coeditores de "The American Sephardi" acudieron a rezar un responso por el alma del generalísimo Francisco Franco ante el arca de la histórica Sinagoga Hispano-Portuguesa de Nueva York por la ayuda que prestó a los judíos durante la Guerra Mundial".
Golda Meir se expresó con estas palabras: "el pueblo judío y el Estado de Israel recuerdan la actitud humanitaria adoptada por España durante la era hitleriana". Otros dirigentes de Israel se manifestaron con palabras parecidas.
.
Y el hecho es que en las sinagogas de Estados Unidos se conmemora el día de la muerte de Franco, 20 de noviembre, con un responso en su memoria. Homenaje y recuerdo de aquellos judíos que lograron salvarse del antisemitismo nacionalsocialista gracias a la actuación de España, de los españoles, desde Franco a los cónsules y personal de embajada, destacando entre ellos Ángel Sanz-Briz (2), que había sido un joven combatiente en los recientes campos de batalla españoles.
Golda Meir habla en las Naciones Unidas, 17-I-1957
Sanz-Briz realizó su labor humanitaria, en Budapest, entre marzo de 1944 (en el momento en el que la Wehrmacht ocupó Hungría, Adolf Eichmann (3) se trasladó allí para organizar el exterminio de los judíos residentes) y octubre de ese año, cuando la proximidad del ejército soviético le hizo retirarse a Suiza. Entonces, el italiano Giorgio (Jorge) Perlasca se hizo pasar por ser el cónsul español en Budapest, continuando la labor de Sanz-Briz y paliando las barbaridades de la Gestapo, cometidas contra los judíos y el ghetto de Budapest, durante la retirada alemana de Hungría, culminada en noviembre. Tanto Sanz-Briz como Perlasca favorecieron, sobre todo, a los judíos sefarditas.
...........................................................................
...........................................................................
.
(2) En la actualidad, también se le conoce con el sobrenombre de el Ángel de Budapest.
(3) El SS Adolf Eichmann fue el responsable de poner en marcha el plan de exterminio judío, conocido como "solución final al problema judío".
.
(4) Estimo que las apreciaciones de Caro Baroja con respecto a los judíos son incompletas, pues en el apartado b) tuvo que decir que son dados al ahorro y no a gastos indebidos; en el c) no expresa que son estudiosos y buenos técnicos. El d) es una verdad a medias, o sea una mentira, al olvidarse de mencionar las cualidades y generalizar y magnificar defectos.
.
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
.
Fotografía de cabecera: Francisco Franco y el entonces príncipe Juan Carlos, futuro Juan Carlos I, saliendo de la basílica del Valle de los Caídos el 20 de noviembre de 1973, en el homenaje a la figura de José Antonio Primo de Rivera. Detrás de ellos, caminan Luis Carrero Blanco y Torcuato Fernández Miranda, los hombres fuertes del régimen. El almirante cántabro Carrero Blanco era presidente del Consejo de Ministros, desde el 9 de junio de 1973, y estaba considerado como el hombre designado para sustituir, en su momento, a Franco en la jefatura del Estado, pero fue asesinado por ETA el 20 de diciembre de 1973. Fernández Miranda ejercía de Secretario General del Movimiento, cargo que desempeñaba desde 1969. Sucedió a Carrero en la presidencia. Torcuato Fernández Miranda fue persona clave en la Transición, para el nombramiento de Adolfo Suárez, con el fin de conducir a España al sistema democrático.
.
En fotografía, orden descendente:
Brigada o Batallón Lincoln
-Judíos ante el Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén
-Franco, su esposa doña Carmen Polo y la hija de ambos, Carmencita.
-Francisco Franco y Dwight Eisenhower. La visita del presidente estadounidense, en diciembre de 1959, significó el comienzo de las relaciones oficiales de las democracias con el régimen español. Años más tarde, también visitó a Franco el presidente Richard Nixon.
-"Stalin y las musas", óleo sobre tela de Alexander Melamid, 1982.
-Francisco Franco
-Goebbels ante la Orquesta Filarmónica de Berlín, dirigida por Wilhelm Furtwängler.
-Albert Einstein en el tren, abandonando Alemania (sus escritos, junto a los de Zola, Proust, Marx, Bertol Brecht, Franz Kafka, Heinrich Mann y otros pensadores fueron quemados por estudiantes, de las Juventudes Hitlerianas, en la noche del 10 de mayo de 1933, entre otros días).
-Manifestación en Nueva York, concentrada en el Madison Square Garden, contra la España Nacional y el gobierno de Franco, y que cristalizó con el envío de voluntarios, casi todos judíos, al servicio del Ejército del Frente Popular.
-Sello nacionalsocialista
Antonov-Ovseenko acompañando a Lluis Companys
-Judíos neoyorquinos
-Franco y el príncipe Juan Carlos
-Stalin
-Golda Meir en las Naciones Unidas, ONU, el 17 de enero de 1957
-Franco, en sello
-Brigada o Batallón Lincoln. Los judíos estadounidenses ayudan al Frente Popular. 1937.
-Antonov-Ovseenko al lado de Lluís Companys, celebrando el aniversario de la Revolución Rusa. Companys era presidente de la Generalidad y líder de Esquerra Republicana de Cataluña.
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
.
............................................................