6 sept. 2012

Se resuelve en falso la crisis de la CEE

En Europa Occidental en general, y en España en particular, no existe en la actualidad una crisis económica. El nivel patrimonial es excelente y la calidad y cantidad de producción de bienes es suficiente e incluso creciente. Es una mentira política y de la prensa amarilla intentar concencer a los muchos desfavorecidos por la situación para que se conformen con su "suerte".

jose antonio bru gómez
Lo que padece esta Europa es una crisis financiera y política, debido a la insuficiencia de sus líderes, que con demasiada frecuencia ejercen prácticas delictivas; sus excesos y errores afectan a una buena parte de la sociedad. Hasta que el pueblo no entienda este concepto, continuará padeciendo el problema existente.

Esta crisis en la CEE  genera un peligroso desajuste social, que al igual que hace ochenta años, está provocando una gravísima situación, aumentándose alarmantemente la desigualdad entre las capas sociales, llevando a la desesperación y la indigencia a un buen número de sus habitantes.
.
Las medidas que está tomando la CEE son coyunturales, y  livianas y favorecenlos sectores políticos y financieros, que actúan en franco contubernio. Las dos instituciones están sobredimensionadas, y la bancaria que válida en siglos pasados, es hoy en día inadecuada, llegando a ser nociva, al ser su control escaso y permisivo; además, es mucho mejor cerrar los bancos con graves pérdidas; pues el intentar reflotarlos supone un gran coste sin garantía de viabilidad futura.
La crisis la están padeciendo y pagando los contribuyentes fichados como tal y las clases medias y bajas, hipotecándose el porvenir de la juventud y de las pequeñas empresas, que ahora verán aún más recortado su acceso al crédito, y, por tanto, se hipoteca el futuro de Europa Occidental. Mientras tanto, el pueblo contempla con estupor e indignación cómo demasiados banqueros extraen los euros de los depositantes para sus estrámboticos sueldos, pensiones y retiros y cómo siguen en activo una pléyade de políticos, bastante de ellos autores de repugnantes actuaciones. Todo ello ante el silencio de la prensa, de un amarillismo lamentable.
Es preciso entender que el modelo de economía y de organización social en el siglo XXI no puede ser el mismo de tiempos anteriores.
el euro
Ahora se modifica la misión del BCE, al que se ordena compre deuda pública en el mercado secundario, sin límite, esto sólo significa que la enfermedad europea se oculta, se demora el final, el cáncer seguirá su curso. El que te presten dinero sin limitación nunca puede ser una solución válida a medio plazo.
Para que el BCE compre deuda pública es preciso que el país beneficiado pida previamente el rescate y, luego, acepte las condiciones redactadas por la CEE.
Recuerdo, lo escrito con anterioridad: el pedir el rescate tiene un coste político para el partido gestor en el poder, pues supone una cesión de la soberanía nacional, además de hipotecarse con el deber de garantizar el pago de la deuda a su vencimiento, detalle que los arruinados que continúan con su gestión, siempre temen (1).
No se desea extirpar el mal, que dentro de meses aparecerá con más fuerza, destruyendo la unión europea, según la conocemos, y los valores de muchas de sus naciones, o de todas. Conforme el dinero de los contribuyentes de la CEE, del BCE, no pueda arreglar los problemas originados por el gasto público de algunas naciones periféricas, un movimiento antieuropeista crecerá, sin prisa pero sin pausa, y sobre todo en el norte y centro de Europa. Aparte, está el aumento de la delincuencia en las naciones con problemas.
Peor cariz presentan los problemas creados por los partidos separatistas, pues el  fracaso institucional lo traducirán, única solución para su gestión, en una huida hacia adelante, el desarrollo del anacrónico separatismo, y dentro de esta situación, por desgracia la juventud tomará protagonismo, pues es la más afectada por las "soluciones" tomadas por los últimos gobiernos.
.
Los problemas en España han surgido conforme Europa nos regalaba menos dinero, a título de diversas ayudas al desarrollo, a la vez que, ahora, es España la que tiene que enviar fondos a países de la CEE con más bajo PIB por habitante. Por otra parte, España comenzó su singladura de nación con autonomías partiendo de un nivel de endeudamiento nulo.
.
Los gobernantes deberían intentar reducir su enorme gasto público, liderado por las subvenciones estúpidas y el exceso de cargos políticos. La crisis económica, mal llamada así, está derivando en España en una crisis institucional.
Sólo se proyecta para vivir el día, carpe diem.
.................................................................
.................................................................
.
Leer.
las 25 naciones de la Comunidad Europea.
Rumanía y Bulgaria, parece que entrarán pronto
en el área sin fronteras Schengen
"Nuevo modelo de economía en Occidente"

Y el resto de artículos referenciados en el "Índice General Clasificado", desde mi aviso razonado del comienzo de la crisis, de esta estúpida crisis, marzo de 2008,
 .
(1) Se continúa con la semántica si lo que se solicita, es adquirir cantidades ilimitadas de deuda pública española en el mercado secundario. Pero la CEE no daría un crédito a España. Incluso, algún portavoz gubernamental "explica" que sólo sería rescate si el crédito pasa de 350.000 millones.